Francisco González, ex presidente de honor de BBVA, y Carlos Torres. EFE

BBVA pierde el efecto distracción de Madrid Nuevo Norte

stop

El banco declara este jueves ante el juez, después de algunas semanas de menor presión gracias a las especulaciones sobre el mega proyecto inmobiliario

Madrid, 07 de octubre de 2019 (04:55 CET)

La cortina de humo de la que ha disfrutado BBVA en las últimas semanas gracias al interés que suscita Madrid Nuevo Norte, parece complicado que continúe moderando la presión sobre el banco por su declaración este semana en la Audiencia Nacional por su imputación por su relación laboral con el ex Comisario Villarejo durante más de un década, en las que el policía ahora encarcelado podría haber realizado escuchas ilegales para el banco, entre otras razones, para frenar el asalto de Sacyr al banco. BBVA está siendo investigado por presuntos delitos de cohecho, relevación de secretos y corrupción en los negocios. 

El banco ya ha alertado a sus inversores de que existe el riesgo de que su reputación se vea afectada por el proceso judicial y no se descarta que el ex presidente de la entidad, Francisco González, pueda verse salpicado; aunque él ha defendido públicamente su inocencia. Por el momento, BBVA habría despedido a Antonio Béjar, ex presidente de Castellana Norte, tras colaborar con la Justicia y también habría cesado a Eduardo Arbizu, que lideraba el área jurídica. Julio Corrochano, jefe de seguridad y que labró su carrera al lado del histórico banquero gallego, se encuentra en libertad bajo fianza.

Fuentes consultadas por Economía Digital señalan que en este contexto, y bajo la tensión de que se abriera el secreto de sumario, a BBVA le ha venido muy bien el interés manifiesto de Merlin (por ahora en suspenso) y presunto de otros inversores por participar en Madrid Nuevo Norte. Le ha permitido vivir con menos presión mediática las semanas previas a su declaración ante el juez. Merlin ya mantiene líneas de negocio con BBVA y, de hecho, en su comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) dejaba ver que las conversaciones también englobaban otros activos. 

"Merlin ha mantenido en el curso ordinario de sus negocios, conversaciones con BBVA sobre determinados activos relacionados con el ámbito urbanístico denominado Madrid Nuevo Norte y sobre otros activos propiedad de Merlin actualmente arrendados a BBVA, sin que se haya alcanzado acuerdo alguno a la fecha de esta comunicación ni exista certeza de que pueda alcanzarse en un futuro", apuntaba en su comunicado.

Son varios los bancos -entre ellos el Santander o Caixabank- que han creado una sociedad conjunta con un socio en determinados negocios inmobiliarios. Es una alternativa que BBVA también podría estudiar.

BBVA, sin presión a corto plazo sobre el capital 

BBVA no necesita ir excesivamente rápido con Madrid Nuevo Norte. Por ahora el proyecto está pendiente de un último trámite que se debería cerrar en diciembre y será entonces cuando Distrito Castellana Norte, de la que BBVA controla el 75% del capital, tenga que comprar los terrenos donde se llevará el desarrollo urbanístico del proyecto. La adquisición se realizará a tráves de una hipoteca a 20 años. En total, pagará por los terrenos, intereses incluídos, 1.245 millones en dos décadas.

Fuentes cercanas a fondos inversores en activos españoles, explican que lo lógico es que BBVA busque socios para cada parte del desarrollo del proyecto, que podrían ser diferentes, ya que los posibles inversores interesados en cada una de las fases contarían con especialidades desiguales. En total, esta fuentes valoran el proyecto en unos 30.000 millones de euros; con unas inversiones totales que superarán los 7.000 millones.

BBVA, el capital y la reputación

Los supervisores están siendo muy insistentes con la necesidad de la banca de reforzar capital y un desarrollo urbanístico como el de Madrid Nuevo Norte previsiblemente lo consumiría. BBVA mantiene un ratio CET 1 Fully Loaded por debajo del 12% y fue uno de los bancos españoles más débiles en los test de estrés de la EBA, publicados en noviembre del año pasado.

BBVA integra en su balance el 100 por 100 de Castellana Norte, por lo que a media que se desarrolle el proyecto, la presión para que lo desconsolide puede aumentar; en un contexto en el que se está incentivando que los bancos reduzcan al máximo su exposición inmobiliaria.

A corto plazo, sin embargo, los supervisores también están preocupados por lo que suceda en el proceso judicial. Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) ya ha señalado que esperan a la actuación de la Justicia, que puede empezar a moverse a partir de este jueves.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad