BBVA se persona contra Ausbanc por las ''crueles y constantes agresiones''

stop

La entidad pedirá un resarcimiento por el daño reputacional, además de una indemnización por gastos directos ocasionados

El presidente de BBVA, Francisco González. REUTERS/Juan Medina

Madrid, 08 de junio de 2016 (08:55 CET)

El BBVA ha movido ficha en el procedimiento penal que se sigue en la Audiencia Nacional contra la asociación Ausbanc, presidida por Luis Pineda. La entidad dirigida por Francisco González ha tomado la decisión de personarse a través de un escrito, al que ha tenido acceso Expansión, en el que denuncia actos de acoso y "crueles constantes agresiones".

Es el primer banco que se persona en esta causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, en la que ya lo están la asociación de consumidores Facua, Podemos, el Instituto Nóos, Diego Torres y el abogado Rodríguez Menéndez.

"Feroz campaña de acoso"

En el escrito, el BBVA apunta que, desde el momento en que decidió dar por finalizado cualquier patrocinio o publicidad con Ausbanc, en 2007, se desencadenó una "feroz campaña de acoso y desprestigio" contra la entidad y sus directivos en el ámbito nacional y a través de medios en el extranjero.

Ante el cese de estas relaciones de publicidad, el banco advierte de que Ausbanc desarrolló una estrategia de "acoso y agresión" con artículos "denigratorios", intervenciones en las juntas de accionistas en "abuso" de los derechos societarios y demandas personales a los directivos, entre otras acciones.

Sugerencias de colaboración

BBVA desvela que estas campañas extendidas durante años precedían a "constantes sugerencias" de colaboración, en las que se intuía que las agresiones cesarían en caso de satisfacer las exigencias económicas.

Entre la secuencia de ataques que aporta, el banco recuerda que Ausbanc formuló una queja en la Asociación Española de Banca (AEB) aprovechando la aparición de documentación sobre una sucursal cerrada.

En lo que respecta a las juntas de accionistas, el banco señala la celebrada el 14 de marzo de 2008, a la que acudieron Luis Pineda y los directivos de Ausbanc Ángel Garay y Aitor Beldarrain, y en la que aseguraron que ejercerían la acción de separación de administradores -lo que luego no hicieron- y votaron en contra de todas las propuestas. Dos meses más tarde, la impugnaron.

Rumores falsos sobre la solvencia del banco

A continuación, el banco relata las amenazas de Ausbanc a través de sus medios de comunicación, desde los que deslizó dudas sobre la estabilidad financiera de BBVA y subraya "la gravedad de poner en duda la solvencia de una entidad propalando rumores o falsas noticias".

En 2009 BBVA decidió colaborar con Ausbanc en el proyecto social para recaudar fondos para la labor humanitaria del Padre Patera, una causa para la que la entidad destinó 300.000 euros hasta 2011.

"Mientras se restablecieron esos reducidos ámbitos de colaboración, Pineda y sus colaboradores interrumpieron sus acciones de hostigamiento y dejaron de asistir a las juntas", recoge el escrito. Sin embargo, las sospechas del banco sobre el destino final de los fondos le llevaron a dejar de colaborar en esta supuesta acción social.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad