Imagen del Banco de Valencia, ciudad a la que se trasladaron varias entidades financieras por el conflicto en Cataluña. EFE

El miedo a la DUI convierte a Valencia en la nueva city española

stop

Los bancos catalanes huyen de la DUI y la Comunidad Valenciana vuelve al mapa financiero tras el traslado de Caixabank a Valencia y Banc Sabadell a Alicante

Cristian Reche

Imagen del Banco de Valencia, ciudad a la que se trasladaron varias entidades financieras por el conflicto en Cataluña. EFE

Barcelona, 06 de octubre de 2017 (19:56 CET)

El centro de gravedad financiero se desplaza hacia la Comunidad Valenciana. Tras el cambio de domicilio social de Caixabank a Valencia y de Banc Sabadell a Alicante por la amenaza de una posible declaración unilateral de independencia (DUI), la autonomía, que ya incorporó en 2011 a Bankia, concentrará a tres de las cinco entidades financieras más importantes de España ocho años después de protagonizar la caída de las cajas de ahorros.

Ninguna de las elecciones es casualidad. Caixabank tendrá su sede en el edificio del ya extinto Banco de Valencia (calle Pintor Sorolla), en pleno centro empresarial de la ciudad. La entidad fue comprada por el valor simbólico de un euro en una operación que se remonta a 2011 y que, con ella, amplió la cuota de mercado tras pasar del 13% al 18%, y alcanzar una red de 400 oficinas y 2.000 empleados. 

La Comunidad Valenciana concentrará tres de los cinco bancos más importantes de España

El traslado de Banc Sabadell a Alicante también responde a un relato. El Sabadell --de la misma forma que hizo Caixabank-- compró la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), la caja de ahorros más importante de la región, por un euro. Ahora, el banco que preside Josep Oliu se mudará a la segunda capital autonómica para defender a "sus clientes, accionistas y empleados", al mismo tiempo que blinda al banco estando en la zona del euro y bajo el paraguas del Banco Central Europeo (BCE). 

Bankia fue la primera

A pesar de no llegar desde Cataluña, Bankia fue la primera gran entidad que escogió la capital del Turia como sede social y se instaló también en la calle Pintor Sorolla. La entidad surgida por la unión entre Bancaja, Caja Madrid y otras cinco entidades optó por Valencia, aunque mantuvo Madrid como sede operativa. Al igual que Banco de Valencia y CAM, Bancaja fue comprada después caer por su exposición al ladrillo tras concentrar sus activos en el sector durante la burbuja.

Banco Mediolanum se suma

De la misma forma que las principales entidades catalanas han querido librarse de la incertidumbre que provocaría una DUI, Banco Mediolanum anunció que aterrizará en Valencia.

La entidad italiana dirigida por Vittorio Colussi adoptó la decisión para garantizar “la normalidad y asegurar un marco estable para el desarrollo de su actividad, siempre en el ámbito de supervisión del BCE”, según afirmó el consejero delegado. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad