El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos

El BdE urge a aprobar un programa de reformas estructurales

stop

Hernández de Cos indica que "pronto se podrían notar daños persistentes en el tejido productivo y vislumbrarse cambios estructurales" por la pandemia

Barcelona, 02 de agosto de 2020 (13:43 CET)

El gobernador del Banco de España (BdE), Pablo Hernández de Cos, cree que la economía —tras una recesión sin precedentes— está condenada a una recuperación desigual. Ante esto, cree que es necesario y "urgente" configurar un programa de reformas que afronte los retos estructurales.

El gobernador explica que las medidas y restricciones que se están aplicando para minimizar el riesgo de nuevos brotes están condicionando la actividad de una forma desigual. Así lo ha indicado en un artículo publicado este domingo en la web del BdE.

Además, el consumo y a la inversión quedan afectados negativamente por la incertidumbre, que se mantiene elevada. Como resultado, el nivel de actividad sigue siendo significativamente inferior al observado antes de la crisis, y "pronto podrían comenzar también a apreciarse algunos daños persistentes en el tejido productivo y a vislumbrarse cambios estructurales generados por la pandemia", advierte.

Para la recuperación, la política económica se debe centrar en dos objetivos. Por un lado será importante apoyar la recuperación, para lo que aconseja evitar una retirada prematura de las medidas de apoyo, ajustando la economía al escenario que emergerá tras la pandemia.

Sobre la política monetaria, enfatiza que desde el Banco Central Europeo (BCE) se ha reiterado el compromiso de hacer lo que sea necesario para apoyar a la economía y sigue preparado para ajustar los instrumentos si fuera necesario.

Según Hernández de Cos, el fondo de recuperación europeo se deberá emplear para apoyar de forma sostenible la reestructuración del tejido productivo. Mientras que, en el ámbito nacional, aboga por extender y recalibrar periódicamente algunas de las medidas que ya se han aplicado. Éstas deberían concentrarse en los colectivos de hogares y empresas más afectados y favorecer los ajustes estructurales necesarios, según recoge la agencia Efe.

Pide un programa de consolidación fiscal de medio plazo

También —según el gobernador— debería priorizarse la recolocación de los trabajadores y revisar de los procesos de reestructuración e insolvencia empresarial. De esta manera, se permitiría que las compañías con dificultades financieras continuaran con su actividad cuando todavía son viables.

"Muchos de los desafíos actuales de la economía ya existían antes del estallido de la pandemia, entre los que destacan el escaso crecimiento de la productividad, las elevadas tasas de paro estructural y de temporalidad. También la necesidad de abordar los retos derivados del incremento de la desigualdad, del envejecimiento y de la transición hacia una economía más sostenible", asegura.

Para el gobernador, la crisis solo ha hecho "más apremiante" la resolución de estos desafíos y ve "urgente" un programa de reformas para afrontarlos. Finalmente, pide diseñar un programa de consolidación fiscal de medio plazo, para su implementación gradual una vez superada la crisis.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad