El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila. / EFE

El ERE silencioso de los grandes bancos: 2.000 empleos menos en 2020

stop

BBVA, el Santander, el Sabadell, Caixabank y el resto de entidades sufren un goteo de bajas pese a que no han aprobado todavía grandes planes de recorte

Barcelona, 03 de noviembre de 2020 (06:55 CET)

Este lunes, Banc Sabadell planteó a su comité de empresa 1.800 salidas, que se prevé que se materialicen en el primer trimestre de 2021. También para entonces, Caixabank y Bankia negociarán las salidas tras la fusión, que se prevén en al menos 8.000 personas, y Unicaja y Liberbank, otro millar. Antes, el Santander planteará 3.000 despidos a los sindicatos.

Estos planes, que pueden terminar con entre 15.000 y 20.000 empleos en un 2021 que se vislumbra negro para el banca, llegan después de un año tranquilo para el sector financiero español. O aparentemente tranquilo, pues no ha habido grandes procesos, pero pese a ello, se ha producido un ERE silencioso, un goteo que ha terminado con más de 2.000 empleos en las principales entidades, que han cerrado cerca de 1.000 oficinas.

Hasta el 30 de septiembre, los siete bancos que han presentado resultados admitían que habían reducido plantilla en España en 1.958 personas en estos nueve meses de 2020, marcado por la pandemia de coronavirus que ha hundido sus resultados. Con el resto, la cifra es de 2.038, aunque son datos solo del primer semestre. Sin expedientes de regulación, sin planes de prejubilaciones, sin medidas voluntarias.

BBVA lidera las reducciones de plantilla silenciosas

BBVA es la entidad que más ha recortado pese a que desde la última integración, la de Catalunya Caixa en 2016, no abre ningún proceso de salidas masivas. Su consejero delegado, Onur Genç, aseguró la semana pasada que no harían ningún ERE pero que harían “una gestión dinámica de la plantilla”.

Esta gestión se tradujo en 808 salidas en lo que llevamos de año, cerca del 3% de sus trabajadores en España. La plantilla de BBVA en el país, además, baja ya de las 30.000 personas, algo que no ocurría desde antes de las compras de Unnim y Catalunya Caixa. A 30 de septiembre, el segundo mayor banco español tenía 29.475 empleados.

El Santander, goteo de bajas entre un 2019 de prejubilaciones y un 2021 de ERE

El Santander es el segundo que más ha recortado, algo más del 2% de su fuerza laboral. Concretamente, 586 personas, hasta las 27.053. El banco que preside Ana Botín admitió la semana pasada que sí plantea un ERE de unos 3.000 empleados, que de realizarse mediante expediente de regulación, sería el primero de un sector que suele optar por las prejubilaciones y las salidas voluntarias.

El año pasado, el mayor banco español ya cerró un plan de prejubilaciones para 3.223 personas, que pactaron con la representación sindical pues los afectados se fueron con hasta el 80% del sueldo.

El Sabadell prepara su primer gran recorte, pero las salidas no cesan

Ya muy por debajo de los dos grandes bancos del país se sitúan las entidades catalanas. Banc Sabadell nunca ha realizado un proceso de salidas masivas; el que este lunes planteó a los sindicatos es el primero. Pero eso no significa que no haya bajas. Entre enero y septiembre fueron 219, hasta los 16.391 empleados.

La entidad ha ido cerrando oficinas –143 este 2020– y, aunque ha recolocado a 700 personas en otras tareas, internalizando algunos servicios, sigue teniendo excedentes tanto en sucursales como en servicios centrales, por lo que las jubilaciones y salidas no se sustituyen y ahora plantea la salida de 1.800 prejubilados y voluntarios.

Caixabank modera las bajas a la espera de la fusión con Bankia

Caixabank ha sido la entidad más activa en los últimos años en los recortes de personal. Ha encadenado varios planes de prejubilaciones por las compras y por su cambio de modelo de las oficinas, con menos red pero sucursales más grandes, las llamadas store. En lo que llevamos de año, ha clausurado 280 oficinas en España.

A pesar del freno en los planes de salidas masivas, en 2020 han abandonado la entidad de La Caixa 119 personas. Aun así, es la que más trabajadores tenía en España: 35.617. Ahora, cuando ya parecía que las bajas se habían estabilizado, la fusión con Bankia llevará a ambas entidades a nuevos recortes.

Bankia es, de los grandes bancos, el que menos plantilla recortó en los nueve primeros meses de 2020. La entidad pública venía de un importante recorte tras la fusión por absorción de BNM. El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri tenía a 30 de septiembre 15.956 empleados, 79 menos que el 31 de diciembre de 2019.

Kutxabank, el que más plantilla reduce en 2020

El banco de referencia en el País Vasco, Kutxabank, es la que más ha recortado este año en relación con su plantilla: un 3,3%, con 182 salidas de una plantilla que, a cierre de 2019, era de más de 5.500 personas y que en septiembre, era de 5.340, según su informe del tercer trimestre.

Bankinter es una excepción en el mapa bancario español, pues según la información que ofreció a los inversores hace menos de dos semanas, su plantilla ha crecido entre enero y septiembre. Concretamente, en 35 personas, hasta los 6.113 empleados.

Entre el resto de entidades, la mayoría pierden plantilla, como Unicaja (-445) y Liberbank (-42), aunque Abanca (361) e Ibercaja ganan empleados. No obstante, estos datos no están actualizados pues estos bancos todavía no han presentado los informes del tercer trimestre, que recogen dichas cifras.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad