El FMI pide recortar el paro a quien no busque trabajo

stop

En su último informe anual, el FMI recomienda simplificar los modelos de contrato para luchar contra la dualidad del mercado laboral español

Oficina de Empleo de la Comunidad de Madrid.

Barcelona, 30 de enero de 2017 (19:00 CET)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) da una nueva palmadita en la espalda a España. En su último examen anual al país, el organismo internacional muestra su "satisfacción" por la "impresionante recuperación económica, la fuerte creación de empleo y la rápida disminución de los desequilibrios".

Sin embargo, como es habitual, los expertos del FMI ponen deberes al legislador español. Buena parte de sus demandas se centran en el mercado laboral, cuya recuperación alaban, pero para el que exigen también una buena sesión de cirugía.

La cuestión principal es la dualidad del actual sistema, con una enorme bolsa de trabajadores con empleos a tiempo parcial y mal remunerados.  Según el FMI, esto se podría paliar simplificando el número de contratos en el mercado o legislando a favor de un único compromiso entre empleado y empleador, de duración indefinida.

Además de la mejora de las condiciones de contratación en personas con poca cualificación y parados de larga duración, otra de las preocupaciones del fondo es el gasto del Estado en prestaciones. Por ello, insta a las administraciones a reforzar "estrictamente la exigencia de una verificación de la búsqueda activa de empleo"; además de "la participación en programas de activación para recibir un subsidio de paro", señala el informe.  

El organismo, presidido por Christine Lagarde, apuesta por el mantenimiento de la reforma laboral de 2012, prevé un crecimiento del empleo del 2% para este año y de un 1% para los ejercicios venideros, hasta 2021. En relación a la tasa de paro, sus cálculos anticipan un descenso paulatino en el próximo lustro, hasta situarse cerca del 15% en 2021.

Crecimiento del PIB

Por otro lado, el FMI, tal y como hiciese semanas atrás, insiste en una moderación del crecimiento del PIB español en los próximos años, con un alza del 2,3% al cierre de 2017 y un 2,1% en 2018. En el largo plazo el informe mejora las previsiones de crecimiento para 2019 (2%), 2020 (1,7%) y 2021 (1,7%), a razón de una décima anual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad