El optimismo laboral emerge entre los empresarios

stop

EPA DEL TERCER TRIMESTRE

24 de octubre de 2013 (12:53 CET)

La economía española vuelve a ofrecer un dato positivo esta semana. El miércoles se conocía que España salía del túnel de la recesión. Y este jueves, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los últimos datos del paro.

La Encuesta de Población Activa (EPA) constata que en el tercer trimestre del año hay 72.800 parados menos y 39.500 ocupados más. Una buena noticia que celebra, con moderación, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Cepyme así como organizaciones sindicales. Aunque éstas últimas con cierto recelo.




El optimismo de la CEOE


El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha declarado que ahora es mucho más optimista que hace un año, cuando la situación económica era crítica y la economía española estaba “en el quirófano a corazón descubierto”. En la línea de la valoración que ha hecho la ATA sobre los datos de la EPA.

La asociación presidida por Lorenzo Amor cree que el primer incremento de la ocupación registrado desde 2010 evidencia un cambio de tendencia que el sector vive en sus propias carnes. En este periodo, el número de autónomos ha crecido el 2,34%. Sin embargo, la entidad se resiste a tirar cohetes. Avisa de que la esperada recuperación será lenta.

La crítica de los sindicatos

En el otro lado de la balanza, los sindicatos. La valoración que hacen de la caída del paro también es positiva a rasgos generales. El periodo estival siempre deja un buen sabor de boca en las cifras del paro. Pero diversas organizaciones subrayan el efecto estacionalidad y el incremento de la contratación temporal (se sitúa en el 24,3%) frente a la destrucción de los indefinidos (1,4%).

El sindicato UGT, dirigido por Cándido Méndez, asegura que desde la entrada en vigor de la reforma laboral, nueve de cada 10 empleos destruidos han sido de tipo indefinido. Y la tasa sigue rozando los seis millones de parados, de los cuales, 2,9 millones son de larga duración.

Cae la población activa


“Las cifras positivas en términos absolutos se deben en su totalidad a factores estacionales. De hecho, si se descuenta este componente, el empleo se ha reducido en el tercer trimestre el 0,42% y el desempleo ha aumentado el 0,21%”, destaca la organización. Es decir, se sigue destruyendo empleo a la par que crece el paro.

A ello se sumaría un segundo factor que truncaría el discurso optimista: se reduce la población activa en 33.300 personas. Desde el segundo trimestre de 2012, el número de activos (personas de 16 años o más que trabajan o están disponibles y en condiciones) ha caído en 382.400 personas, indica el mismo sindicato.

¿Cuál es el motivo de esta fuga de mano de obra? Según la escuela de negocios Esade, el efecto desánimo está detrás y explica el descenso del paro. En concreto, el 54% ha dejado de buscar su oportunidad en el mercado laboral.

Sector público y privado


Las críticas también se dirigen hacia la precariedad y la baja calidad laboral. El sindicato de funcionarios CSI-F celebra la caída del paro en el sector privado. Pero sostiene que “no es aceptable que los trabajadores del sector público sean los damnificados de los brotes verdes”.

La organización dirigida por Miguel Borra denuncia que en el tercer trimestre del año se han destruido 12.600 empleos públicos netos, mientras en el privado, la tasa intertrimestral empieza a remontar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad