El Presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu y el Consejero Delegado, Jaime Guardiola, durante una junta de accionistas. EFE

El Sabadell se enfrenta a la mayor reducción de red en una década

stop

El recorte de oficinas previsto en España y Reino Unido para 2020 equivale a un 11% de la red y superaría la reducción en términos porcentuales de 2017

Cristina Triana

Economía Digital

El Presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu y el Consejero Delegado, Jaime Guardiola, durante una junta de accionistas. EFE

26 de noviembre de 2019 (04:55 CET)

El Banco Sabadell trabaja en el que puede ser el mayor ajuste de red en al menos una década. Durante la presentación de la hoja de ruta estratégica a tres años para el británico TSB, explicó que uno de los objetivos era cerrar el próximo año 82 oficinas dentro de su plan de reducción de costes. Estas bajas, sumadas a las 200 previstas en España, se traducen en una reducción del 11,6% de la red actual del grupo; la más significativa en términos porcentuales en al menos una década.

El anterior récord se marcó en 2017. Entonces, el banco clausuró un 10,6% de su red de oficinas. El número de cierres hace dos años fue ligeramente más alto -294- al que se ha planificado para 2020, pero el impacto proporcional es menor, ya que Sabadell contaba en 2016 con una red más amplia, heredada de la fuerte oleada de adquisiones de los años post crisis financiera. El grupo presidido por Josep Oliu marcó su máximo en número de centros en 2015, al alcanzar las 2.873 oficinas el 31 de diciembre. Ese fue el año en el que el español afrontó la adquisición de TSB; que vino a engrosar una red que ya se había expandido mucho durante el proceso de consolidación del banco en España.

De hecho, cuando el británico entró a formar parte del grupo, el perímetro de Banco Sabadell ya había crecido notablemente por las adquisiciones realizadas en nuestro mercado entre 2012 y 2013.

En aquellos dos años, el Sabadell amplió su red en más de 1.000 oficinas, con la incorporación de la CAM, Banco Mare Nostrum en Cataluña y Aragón, Banco Gallego y el negocio español de Lloyds. La adquisición de Guipuzcoano en 2010 también empujó el número de oficinas

Ahora, casi diez años después de aquella primera compra, el banco español está deshaciendo el camino andado y, si cierra la reestructuración anunciada en los términos adelantados en los últimos días, para las campanadas de 2020 su red de centros se habrá reducido cerca de un 25% desde los máximos de 2015, aunque continuará siendo superior a la de 2012.

El Sabadell quiere repertir el modelo de 2017

Según adelantó Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell, durante la presentación de los resultados del tercer trimestre, el banco afrontará la reducción de la red de oficinas españolas el 2020 sin la necesidad de poner en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE); siguiendo el mismo modelo que ya aplicó en 2017. Entonces, optó por las recolocaciones, las prejubilaciones y descartó medidas traumáticas. En paralelo, la entidad también reformará su modelo de oficinas.

Sobre cómo aplicará el ajuste en TSB, el británico tampoco dio muchas pistas, aunque su consejera delegada, Debbie Crosbie, reconoció que supondría la salida de entre unos 300-400 trabajadores. La ejecutiva también dejó abierta la puerta a una reducción de red más profunda a lo largo de la vida del nuevo plan estratégico, ya que el banco, por ahora, solo ha concretado los datos cierres de 2020.

La nueva hoja de ruta estratégica de TSB no requerirá de recursos adicionales por parte de Banco Sabadell -se autofinanciará-. Además de la reestructuración, contempla un plan de inversiones por alrededor de 140 millones de euros para proseguir en el proceso de digitalización del grupo e impulsar su estrategia comercial, con el objetivo de alcanzar un ROE (rentabilidad sobre los recursos propios) superior al 7% sin tener en cuenta costes extraordinarios.

En concreto, de acuerdo con las previsiones publicadas este lunes, TSB ganará entre 111 y 123 millones de euros en 2020, asumiendo todos los costes previstos por la reestructuración. Esa cifra equivale a más de un 13% del beneficio de Banco Sabadell en 2017; que es, por hoy, su año récord en resultados, cuando gañó 801,5 millones.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad