El consejero delegado del Sabadell, Jaume Guardiola, presenta los resultados del tercer trimestre de 2019. La entidad es la que más autocartera tiene. Foto: EFE

La autocartera de la banca no asusta a la CNMV

stop

El organismo regulador ha advertido una vez del riesgo de manipulación de los mercados por el posible abuso de esta práctica legal

Jesús Martín

El consejero delegado del Sabadell, Jaume Guardiola, presenta los resultados del tercer trimestre de 2019. La entidad es la que más autocartera tiene. Foto: EFE

Madrid, 04 de noviembre de 2019 (04:55 CET)

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) lleva años tratando de clarificar el uso que pueden hacer las empresas de su autocartera. En 2013, tras observar una serie de irregularidades en este tipo de prácticas, el organismo regulador elaboró un decálogo con las recomendaciones de uso de las acciones propias. Hace unos días, la Comisión ha vuelto a advertir, en un informe que recoge su último boletín interno, del riesgo de manipulación de su uso, y a exigir una vuelta de tuerca más a la transparencia.

De acuerdo con los informes que obran en poder de la CNMV, el nivel medio de autocartera de las empresas que cotizan en el Ibex 35 era el martes pasado del 0,696% del total de acciones emitidas, lo que equivale a un valor de mercado de 4.050 millones de euros para una capitalización de 582.000 millones. Los seis bancos cotizados están muy por debajo de la media, con un 0,489%. Tienen en su poder acciones por valor de 296 millones de euros, de un total 127.000 millones.

La clasificación está encabezada por Mediaset (4,066%), Repsol (3,117%), Arcelor (2,946%), Banc Sabadell (1,882%) y ACS (1,804%). Por encima del 1% se sitúan también Telefónica, Amadeus, Ence y Ferrovial.

El Sabadell y Bankia, las entidades con más autocartera

La autocartera no es más que el número de acciones que una compañía tiene de sí misma, y que según la legislación actual está limitada al 10% del capital social en el caso de las empresas cotizadas y al 20% en el caso de las sociedades que no se intercambian en Bolsa. Las empresas suelen utilizar las acciones propias para influir en la cotización del valor.

Cuando el precio de las acciones baja durante un determinado periodo de tiempo, las compañías hacen uso de esta prerrogativa para frenar la caída del precio y transmitir a los mercados, al menos de manera temporal, una mayor confianza en el futuro de la sociedad. Normalmente, las empresas cotizadas tienen firmados contratos de liquidez con bancos de inversión o brokers para realizar este tipo de compras. Las exigencias de estos contratos han ido incrementándose a través de los años, con el objeto de hacer más transparente el mercado.

La compra de acciones propias posibilita, lógicamente, un incremento del beneficio por acción y, en consecuencia, del dividendo por acción. En numerosas ocasiones, las empresas utilizan la autocartera para realizar una reducción de capital mediante su amortización. Consiguen de esa manera distribuir el beneficio entre un menor número de títulos y de los mismos. Se suele realizar, asimismo, para pagar en especie la remuneración variable de sus principales ejecutivos de la compañía.

El caso de la banca no debe preocupar excesivamente a la CNMV que preside Sebastián Albella. La entidad con más autocartera a cierre del pasado martes era Banc Sabadell. La entidad que preside Josep Oliu disponía del 1,882% de sus propios títulos y ocupa el cuarto lugar del ránking del Ibex 31. A pesar de que la cifra es cuatro veces superior a la media del sector, apenas supone un valor de mercado de 107 millones de euros, frente a una capitalización bursátil del banco más de 5.700 millones de euros.

La siguiente entidad con más autocartera es Bankia, con el 0,595%, según la última actualización de mayo del presente ejercicio. El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri podría “influir” sobre acciones por un valor de 31 millones de euros, sobre una capitalización actual de 5.200 millones.

El Santander y Caixabank no alcanzan ni el 0,1%

Lo que pretende la CNMV es que las operaciones de compraventa se realicen a través de un canal seguro, mediante programas de recompra de títulos, con el objetivo de amortización, remuneración a directivos o reducción de capital, y a través de los contratos de liquidez suscritos con brokers. Al regulador le gustaría que las empresas cotizadas informaran trimestralmente del montante de su autocartera y de los cambios registrados en el trimestre correspondiente. Hay entidades cuyas últimas actualizaciones corresponden al año 2006, como es el caso de Arcelor.

BBVA declara tener un 0,242% de acciones propias (77 millones de euros sobre un valor de mercado de la entidad de casi 32.000 millones). Bankinter posee una autocartera del 0,138% (apenas 8 millones de euros, sobre un total de casi 5.700 millones). Hay dos entidades que ni siquiera alcanzan el 0,1%. Son Banco Santander (0,097%) y Caixabank (0,072%). El banco presidido por Ana Patricia Botín puede “sobre manejar” 61 millones de euros de un valor de mercado de 63.400 millones y Jordi Gual sobre 11 millones, de un precio final de más de 15.100 millones.

Hemeroteca

La Banca CNMV
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad