España roza los seis millones de parados

stop

POBLACIÓN ACTIVA

La tasa de paro supera el 26% con casi 6 millones de parados/Porcentual

24 de enero de 2013 (09:18 CET)

España ha cerrado 2012 rozando los seis millones de parados tras registrarse un total de 5.965.400 personas sin empleo. El dato supone un incremento en 691.700 personas en 2012 respecto a 2011, un 13,1% más respecto al de 2011. Aunque la cifra no refleja las previsiones de Bruselas, ya que según la Comisión Europea, España cerraba el año superando la barrera de los seis millones de personas sin empleo.

La tasa de paro alcanza así su nivel más alto de la serie histórica comparable, después de escalar el nivel de desempleados hasta el 26,02%, según la última Encuesta de Población Activa (EPA) hecha pública este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El incremento de la tasa de paro tiene una consecuencia especialmente dramática: los hogares con todos sus miembros en paro han subido en 2012 en 258.700, lo que supone un 16,4% más.

Destrucción de empleo

El número de desempleados se ha incrementado en 187.000 personas en el último trimestre del año pasado, el 3,2% más respecto al tercer trimestre. A estos datos tan negativos se le suma el incremento de la destrucción de empleo. Durante 2012 se perdieron 850.000 puestos de trabajo frente a los 600.600 puestos en 2011.

Con este, ya son cinco años consecutivos en los que la economía española destruye empleo. El descenso de 2012 es el segundo peor dato desde el estallido de la crisis, siendo 2009 el que registró la mayor caída de la ocupación, con más de 1,2 millones de puestos de trabajo perdidos.

Todos los sectores afectados

La destrucción de empleo en 2012 afectó a todos los sectores por igual, con el de servicios a la cabeza. Este sector perdió 480.200 puestos de trabajo (-3,6%) el año pasado, mientras que la construcción destruyó 203.000 ocupaciones (-15,9%); la industria vio desaparecer 142.800 empleos (-5,6%), y la agricultura, 24.400 puestos (-3%).

La última EPA también arroja el dato de que los españoles se vieron más afectados por el desempleo este 2012 que los extranjeros. En concreto, ocho de cada diez empleos perdidos en 2012 estaban ocupados por trabajadores nacionales. Mientras los extranjeros redujeron su ocupación en 171.600 personas (-7,5%), se perdieron 678.800 empleos entre españoles (-4,4%).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad