Estas son las hipotecas más baratas del momento. En la imagen una oficina del Popular, filial del Santander. EFE/César Cabrera

Estas son las hipotecas más baratas del momento

stop

La banca rebaja las hipotecas más baratas de los últimos años, pero la situación puede cambiar a partir de noviembre

David Placer

Economía Digital

Estas son las hipotecas más baratas del momento. En la imagen una oficina del Popular, filial del Santander. EFE/César Cabrera

Madrid, 24 de octubre de 2018 (19:01 CET)

La banca acaba de ajustar el precio de las hipotecas hasta llevarlo a niveles mínimos históricos. Los grandes bancos y las nuevas entidades que operan por internet acaban de bajar sus tipos de interés y condiciones justo en el momento en que la banca podría verse obligada por el Tribunal Supremo a asumir los impuestos notariales por el registro de la hipoteca.

Banco Santander acaba de anunciar hace menos de 15 días una nueva hipoteca que bate los mínimos históricos en el mercado. La entidad, presidida por Ana Patricia Botín, ha lanzado una hipoteca con el euríbor + 0,79%, por debajo incluso de la banca más agresiva en tipos y comisiones como Bankinter e ING.  

La banca online de Banco Santander, Openbank, inaugurada hace pocos meses, ofrece la segunda hipoteca más barata del mercado junto a Bankinter. El producto se ofrece con un interés fijado de euríbor + 0,89%.

Por detrás se encuentra Kutxa con euríbor + 0,90% y Abanca e ING con euríbor + 0,99%.

Tipos históricos, pero no para todos

Pero los tipos más bajos de la historia no están disponibles para todos los solicitantes, sino para perfiles con completa solvencia y que paguen al contado, al menos, el 40% del coste de la vivienda.

Bankinter también ha abaratado su hipoteca en las últimas semanas al bajar en diez puntos el diferencial desde el euríbor + 0.99% hasta el euríbor + 0,89%. El bajo tipo de interés coincide también con los mínimos históricos del euríbor, que continúa en terreno negativo (-0,169%) y se encamina a los tres años consecutivos por debajo de cero, una tendencia que comenzó en febrero de 2016.  

Pero para la elección de la mejor hipoteca, no es suficiente con conocer los tipos de interés, sino también otras condiciones como la duración, las comisiones de estudio y apertura, penalizaciones por amortización y la contratación de productos financieros que la banca exige (conocidas como vinculaciones).

Los mejores tipos también suelen tener una gran cantidad de vinculaciones, como nóminas o ingresos constantes, contratación de seguros de hogar y de vida (con coberturas y costes muy distintos entre sí), la domiciliación de recibos y (en algunos casos) planes de pensiones o seguros adicionales para los vehículos.

Crecimiento del tipo fijo

Mientras mayor es el número de contratación de productos, menor tipo de interés ofrecen las entidades. Pero las hipotecas de interés variables van en declive en comparación con el auge de las hipotecas a tipo fijo, una modalidad cada vez más codiciada por la seguridad que ofrece a los suscriptores: una misma cuota de hipoteca durante toda la vida del préstamo.

La modalidad más barata en las hipotecas de tipo fijo es ofrecidoa por TargoBank, con un tipo de interés de euríbor + 1,90%. Pero estas condiciones sólo son ofrecidas para clientes que contraten hipotecas, como máximo, a 20 años.

Bankinter ofrece productos a 1,99% mientras que BBVA las ofrece a 2,05%. El caso de BBVA es llamativo porque exige a algunos clientes contrataciones de productos como seguros de salud privados con 80 euros al mes de cuota. El tipo de interés bajo se diluye con las exigencias de contratación de otros productos financieros que disparan el coste total de la hipoteca.

Del otro lado, Bankia, BBVA y Kutxa figuran entre las entidades con menos comisiones, penalizaciones y menos vinculaciones, a pesar de que sus tipos de interés para hipotecas mayores a los 20 años suelen estar por encima del 2,15% y rondando el 2,5% para las hipotecas de 30 años.

Pero todas las condiciones ofrecidas por la banca prodían cambiar de forma repentina a partir del próximo 5 de noviembre cuando el Tribunal Supremo decidirá quién debe asumir finalmente el pago del impuesto de actos jurídicos documentados. Algunas entidades ya calculán que deberán aumentar en un 0,10% el interés para compensar las pérdidas que tendrán en el caso de que el Supremo decida atribuirles los costes de estos gastos hipotecarios. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad