Goirigolzarri augura el fracaso del independentismo catalán

stop

FORO DE LA NUEVA ECONOMÍA

De Guindos ha introducido la conferencia de Goirigolzarri

28 de noviembre de 2013 (11:37 CET)

Los bancos catalanes no quebrarán en una Catalunya independiente porque ese escenario no llegará. La tesis la ha defendido el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, este jueves en Madrid en el Foro de la Nueva Economía.

“Es una cosa mala y todos nos daremos cuenta, tarde o temprano, de que es así”. El escenario por el que apuesta el banquero vasco pasa por el fortalecimiento del diálogo entre las partes para sustituir las posturas más radicales. Respecto a CatalunyaCaixa o Novagalicia, Goirigolzarri regatea con un “no soy quién para dar consejos a la competencia”.

Las previsiones de Linde


El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, advertía el lunes de la posibilidad real de que los grupos de crédito con sede en Barcelona entren fallida si Catalunya se declara independiente. El regulador basa esta proyección en la expulsión del euro de la actual comunidad autónoma si opta por la segregación y en la necesidad de empezar desde cero, con divisa y sistemas propios.

La posibilidad está totalmente descartada para Bankia, que no sólo no ha aprecia “signo alguno de deterioro” del negocio en Catalunya, sino que prevé crecer en el territorio una vez culminada la reestructuración de su red. La entidad pública prevé concentrarse en el negocio de pymes y de créditos al consumo.

“Los felices 2005 y 2006 no volverán”

En toda España y durante 2014 incrementará “la facturación por la concesión de préstamos”. Goirigolzarri recuerda que es el único mecanismo para dar valor al banco a través de la cuenta de resultados y que “el contribuyente recupere la ayuda pública inyectada por el FROB”. Sin embargo, Bankia prevé que ese crecimiento se producirá dentro de “la nueva normalidad”. Es decir, “los felices 2005 y 2006 no volverán”.

Goirigolzarri ha acudido al foro capitalino el día en el que se cumple un año de la aprobación del plan de reestructuración del banco público. Introducido por el ministro de Economía, Luis de Guindos (IND), el presidente de la entidad ha revelado que se optó por no agotar los plazos fijados por Bruselas (2015) para culminar el redimensionamiento del banco.

Labor social

“Hay pocos ejemplos tan claros como el nuestro, en el que nuestra principal labor de responsabilidad social sea, precisamente, que Bankia esté retomando la senda de la solvencia, eficiencia y rentabilidad”, ha dicho para condensar los 18 meses de gestión. Tomó las riendas en mayo de 2012.

Con ello, “pretendemos responder a la confianza de nuestros más de siete millones de clientes, garantizar el empleo de 14.500 personas, devolver las ayudas a los contribuyentes y, en última instancia, contribuir a la mejora de la imagen del sistema financiero español y, por tanto, de la imagen de España”, ha concluido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad