El efecto del BCE abarata el crédito. Foto: Pxhere/CC0 (dominio público)

La banca abarata en bloque el crédito (pero se olvida de la pyme)

stop

Los particulares y las grandes y medianas empresas recuperan firmaron créditos más baratos en el mes de junio, bajo el efecto de los tipos de interés

Madrid, 09 de agosto de 2019 (04:55 CET)

El efecto Mario Draghi se nota más allá de la caída del euríbor. Según los datos provisionales del Banco de España, en junio, los bancos españoles comenzaron a abaratar el crédito y las rebajas llegaron más allá de las hipotecas. Redujeron los intereses que cobran tanto por el crédito al consumo, como a las empresas medianas y grandes. Solo las pymes de menor tamaño no se habrían beneficiado del pan para todos del sector.

De acuerdo con la información de la entidad gobernada por Pablo Hernández de Cos, en junio, las hipotecas que se concedieron lo hicieron a un interés TAE (Tasa Anual Equivalente, que incluye las comisiones dentro del cálculo del tipo de interés), del 2,26%; por debajo del 2,4% de mayo.

Si se confirma el retroceso, será el primera bajada del coste de las hipotecas desde diciembre y, además ya reflejaría al menos parcialmente el impacto en costes por la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria, que es efectiva desde el pasado 16 de junio. A partir de dicha fecha, la banca asume todos los gastos de formalización de la hipoteca, excepto el de tasación; por lo que el tipo de interés ya incluiría dicho efecto, aunque habrá que esperar unos meses para poder valorar con más argumentos el impacto real.

La oleada de rebajas en el coste de los créditos fue más allá en junio que en el caso de las hipotecas. Los datos del Banco de España muestran que el impacto del cambio de sesgo en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) también se habría trasladado al coste del crédito al consumo, cuya TAE habría retrocedido al 8,18%, que es su nivel más bajo desde noviembre de 2018.

El BCE arrastra los precios a la baja

Mario Draghi eligió la reunión del BCE en junio para dejar la puerta abierta a nuevas bajadas de tipos de interés en la zona euro e incluso a que se pudieran recuperar la munición monetaria extra para evitar que la economía europea regrese a la recesión.

El nuevo capítulo en la guerra comercial entre Estados Unidos y China de este verano no ha hecho otra cosa más que impulsar la expectativa de que el BCE moverá ficha y que rebajará los tipos de interés en septiembre. 

Esa expectativa puede impulsar que el crédito todavía se abarate más allá de lo que se ha visto en junio. De hecho, también las empresas se están beneficiando del cambio de escenario, aunque no en todas las categorias. El Banco de España no especifica el prestatario en los datos que difunde, pero sí discrimina en base al tamaño de los créditos firmados. Y estos han bajado de precio en el caso de las financiaciones a partir de 250.000 euros; no así en las corporativas de menor importe; que son las que principalmente contratan pymes de pequeño tamaño.

Así, en junio, los préstamos de entre 0,25 y 1 millón de euros redujeron su interés al 1,63%, frente al 1,69% de mayo, en tanto que los concedidos a partir de este importe, cayeron al 1,49%, frente al 1,71% de mayo. En contraste, los inferiores a 0,25 millones incrementaron su precio al 2,71% frente al 2,68% del mes anterior en términos de TAE. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad