La brecha salarial se sitúa en la tasa más alta de los últimos 10 años

stop

La crisis propicia que una mujer trabajadora deba cotizar 11 años y medio más para obtener la misma pensión que su homólogo masculino

en Barcelona, 16 de febrero de 2015 (13:40 CET)

La diferencia entre lo que cobra una mujer y un hombre en España por realizar un trabajo de igual valor ha llegado a la tasa más alta de los últimos 10 años: el 23,93%. Los datos se obtuvieron al cierre de 2012, el último ejercicio con cifras comparables. 

La mayor profundidad de la brecha salarial durante la crisis ha provocado, entre otras cosas, que una mujer trabajadora deba cotizar 11 años y medio más que su homólogo masculino para recibir la misma pensión. Así lo muestra el informe de UGT Trabajar igual, cobrar igual, presentado este lunes. 

"España es ya la campeona europea de la brecha salarial", ha manifestado la responsable del área de Igualdad del sindicato, Almudena Fontcheca. "No sólo nos hemos vuelto a situar en los niveles de 2002, sino que esta diferencia se produce cuando la tasa de empleo es menor". 

Desidia del Gobierno 


Las diferencias retributivas por una cuestión de género implican que las mujeres dejaron de percibir 27.783 millones de euros en sueldos en 2012. Si quisieran cobrar lo mismo que un compañero hombre que desempeña la misma responsabilidad, deberían trabajar 79 días más. 

Para el sindicato, el incremento responde a una desidia del Gobierno de Mariano Rajoy. Acusa al Ejecutivo de no impulsar suficientes "políticas de igualdad" y de la "falta de vigilancia del cumplimiento de la ley que prohíbe este tipo de discriminación".
 

Marco Europeo 


España alcanza una de las cotas más altas del entorno comunitario en desigualdad retributiva por una cuestión de género, con el 19,3% (frente al 20,2% de 2002). Se debe tener en cuenta que el Eurostat sólo se fija en el salario por hora, sin considerar la jornada parcial u otras especificidades de las empresas. 

La media de la Unión se sitúa en el 16,5%. Nuestro país está más en línea con los datos de Hungría, Eslovaquia y Alemania, los únicos tres estados que superan el 20%. Si se tiene en cuenta el salario bruto, la desigualdad se dispara hasta el 24%. 

Datos por comunidades 


Al analizar los datos por comunidades, la situación es similar en todo el territorio. Sólo cinco de las 17 comunidades autónomas están por debajo de la media nacional. Baleares (16,78%) y Canarias tienen las tasas de diferencias salariales por género más bajas, seguidas de Extremadura (19,38%), Madrid (21,55%) y Castilla-La Mancha (23,16%). 

La brecha salarias más destacada en España se encuentra en Aragón (29,98%), seguido de Navarra (29,57%), Cantabria (28,05%) y Asturias (28,04%).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad