La gran banca espera sin entusiasmo la decisión sobre CatalunyaCaixa

stop

Las ofertas por la caja catalana incluyen precios de derribo aunque está en juego un 11% más de cuota de mercado en la autonomía

Sede de CatalunyaCaixa en Barcelona

20 de julio de 2014 (20:22 CET)

Este lunes y martes el mayor accionista de CatalunyaCaixa, es decir, el Estado a través del FROB, verá las tres ofertas que finalmente han pasado a la que se supone será la última ronda de la subasta. El Santander, Caixabank y BBVA han entregado sus sobres. Société Générale se retiró el viernes a última hora, aunque estudió el cuaderno de venta al detalle.

Está en juego nada y más y nada menos que un 11% de cuota de mercado en Catalunya, región que supone el 19% del volumen de negocio del sector financiero español. ¿Pero quién necesita esa porción adicional? La posición de Caixabank es meramente defensiva y de ganar supondría una gran redundancia de oficinas, hecho que implicaría reestructuraciones adicionales a las ya puestas en marcha.

El mercado apuesta por el Santander

La tesis dominante es que BBVA ha participado para conocer al detalle la tipología de cliente y la situación de CatalunyaCaixa, puesto que de este modo obtiene datos cruciales sobre futuros competidores. La franquicia sigue una estrategia contraria a la que supondría la adquisición. En Catalunya creció de golpe con la compra de Unnim y su objetivo es digitalizar el banco en España para reducir el número de sucursales.

El mercado apuesta por que será el Santander el ganador. Es el grupo que menos presencia tiene en el mercado catalán. Por otro lado, es el único que aún no ha participado en la reestructuración del sistema financiero. Se le esperaba en todas las subastas, pero no se ha adjudicado ninguna. Emilio Botín se jacta de ello. “Somos el único banco que ha podido crecer en España los últimos años sin tener que absorber ninguna caja”, dijo este febrero.

Precios realistas

La mano derecha del mayor banquero de la zona del euro, su consejero delegado, Javier Marín, siempre ha respondido a Economía Digital que miraría “con interés la posibilidad de comprar CatalunyaCaixa, como cualquier otra entidad, pero nuestras opciones se plasmarán en un precio realista”.

El Gobierno, de todos modos, insiste que se han recibido propuestas más elevadas que las temidas y que, con toda seguridad, el FROB tomará una decisión antes del martes. Para que ello suceda, la mejor oferta deberá superar los 200 millones y en un 50% a la segunda clasificada. Para seducir a los postores se han quitado del medio 6.400 millones en hipotecas problemáticas y se ofrecen 300 millones para proteger al nuevo dueño de demandas por preferentes o rupturas de contratos.

El calendario


Si a pesar de este esquema de ayudas indirectas se convoca la segunda ronda, que implicaría decidir el viernes, es que ninguno de los tres grandes ha cumplido con al menos una de estas condiciones. El miércoles deberían mejorar sus precios y se rematarían las negociaciones de última hora. Bruselas observa el proceso con una posible orden de liquidación en ciernes si la privatización queda desierta por tercera vez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad