La jueza de la CAM metió la pata al multiplicar por 62 la fianza del Sabadell

stop

La Audiencia Nacional rectifica y fija la responsabilidad civil subsidiaria de la entidad en 25,6 millones en vez de los casi 1.600 iniciales

Jaume Guardiola y Josep Oliu, consejero delegado y presidente del Banco Sabadell, respectivamente / EFE

Barcelona, 07 de abril de 2016 (18:39 CET)

La reclamación del Banco Sabadell ha tenido resultado. Y casi inmediato. La entidad no entendía por qué se le situaba como responsable civil subsidiaria de la fianza de 1.592 millones de euros que debían pagar los ocho ex directivos de la CAM y la jueza ha tenido que rectificar. Cometió un error de grandes dimensiones: la fianza por la que responderá el banco será de 25,6 millones.  

La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha firmado este jueves una resolución en la que rectifica el "error material manifiesto" cometido en el auto emitido el miércoles 6 de abril, según el cual el Sabadell era, junto con la Fundación CAM, responsable civil subsidiaria por la fianza impuesta a los ocho ex directivos, de casi 1.600 millones. Es decir que la jueza multiplicó por 62 la cantidad a la que deberá hacer frente el banco presidido por Josep Oliu en caso de que los responsables directos no puedan hacer frente a la fianza.  

El error se produjo ya que se imputó al Sabadell responsabilidad por el total de la fianza, cuando en realidad sólo le correspondía por dos acusaciones, que en total han reclamado 19,2 millones de euros, a las que se le ha añadido un tercio en conformidad con la Ley de enjuiciamiento criminal, según dicta la resolución de este  jueves.

Todavía en la causa

Después de conocer el auto del miércoles, el Sabadell remitió a la Audiencia una petición de escrito aclaratorio, como explicó Economía Digital. A raíz de este escrito, al que se tenía que dar respuesta en tres días, la magistrada ha tenido que rectificar su error.  

Aun así, el Sabadell considera que no debería ser considerado responsable civil subsidiario por ninguna cantidad, ya que no tenía ninguna responsabilidad en la administración supuestamente fraudulenta de la CAM y, además, la pieza por la que estaba en la causa, la de las cuotas participativas, se separó del caso.   

La jueza también ha rebajado la fianza para uno de los ex directivos acusados, Salvador Ochoa, a 387 millones, ya que el Fondo de Garantía de Depósitos no ha ejercido de acusación contra él.    

Apertura del juicio oral

La jueza de la Audiencia Nacional abrió este miércoles el juicio contra los ex directivos de la caja alicantina. Los acusados tendrán 24 horas para responder de la fianza, pero no desde el miércoles sino desde que reciban la notificación oficial, que será a partir del lunes que viene.

El ex presidente de la CAM, Modesto Crespo, y los ex directores generales Roberto López Abad y María Dolores Amorós, además de cinco ex directivos más, se enfrentan a un juicio por numerosos delitos: estafa continuada agravada, falsedad documental, apropiación indebida y falsedad en documento mercantil en 2010 y 2011. La aseguradora Caser es responsable civil directo.

El Sabadell compró la Caja de Ahorros del Mediterráneo en 2011, después de que se cometieran los supuestos delitos que se juzgarán. El Banco de España la adjudicó a la entidad presidida por Josep Oliu por un euro y le inyectó 5.249 millones de euros para tapar su agujero, además de comprometerse a cubrir el 80% de las pérdidas derivadas por sus activos tóxicos durante diez años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad