Las cuentas online ponen fin a las comisiones excesivas. En la imagen, el banco online N26, que ha alcanzado los 130.000 clientes en España de un global de 2,3 millones de usuarios | Wikimedia
stop

Las comisiones de los bancos quitan una media de 200 euros por año a cada consumidor, pero hay una forma de evitarlas

Economía Digital

Las cuentas online ponen fin a las comisiones excesivas. En la imagen, el banco online N26, que ha alcanzado los 130.000 clientes en España de un global de 2,3 millones de usuarios | Wikimedia

Barcelona, 17 de marzo de 2019 (18:48 CET)

Los bancos cobraron en comisiones a sus clientes más de 20.000 millones de euros en 2018; se estima que cada consumidor para una media de 200 euros en costas a su banco por los servicios más básicos, y se calcula que la banca podría pagar a toda su plantilla con lo que ingresa con estos cobros.

Un estudio sobre las comisiones de las cuentas bancarias elaborado por HelpMyCash.com descubrió el dato de los 200 euros por persona que suponen las comisiones cada año. ¿Cómo se pueden evitar? Los expertos de la plataforma cuentan cuáles son las medias de los costes que aplican a los bancos.

También definieron cuáles son las cuentas sin comisiones a marzo de 2019 (una pista: son digitales).

Las comisiones más caras de los bancos

La comisión de mantenimiento es la más cara de las comisiones de una cuenta, con una media de 53 euros anuales. Por otro lado, la comisión por descubierto, es otra de las comisiones bancarias con un precio más alto. Suelen cobrar un mínimo de 12,70 euros, además de 30 euros por reclamación de posiciones deudoras.

La comisión mínima por transferencias en la zona euro que aplican los bancos es de media de 2,30 euros por transacción, mientras que las que se realizan en otra divisa pueden superar una comisión de entre 20 y 30 euros, además del margen que las entidades aplican por el tipo de cambio.

Otra comisión a tener en cuenta es la que los bancos cobran al retirar efectivo en cajeros ajenos. Si se trata de cajeros nacionales, se cobrarán en la mayoría de casos la comisión que aplique el cajero, mientras que si se retira en un cajero internacional, la comisión mínima media es 2,60 de euros.

Las tarjetas asociadas a la cuenta, en general de débito, tienen un coste medio para el titular de 22 euros.

La mayoría de bancos tradicionales que cobran estas altas comisiones permiten eliminar algunas de las comisiones más habituales a cambio de la vinculación del cliente con la entidad. Lo más común es obligar a vincular la nómina o ingresos, recibos, y realizar movimientos con tarjeta.

Las cuentas online, la luz al final del túnel

Hay algunas cuentas online sin comisiones y otras que sin duda ofrecen las mejores condiciones. Estos bancos no suelen pedir vinculación a cambio de un coste cero, lo que le permite al cliente tener una relación más libre y económica con su banco.

La cuenta del banco digital N26, por ejemplo, no tiene comisiones de mantenimiento, administrativas o de transferencias, y cobra los pagos con tarjeta al mejor tipo de cambio. Además, permite cinco retiras en euros gratis al mes y cobra una comisión de tan solo el 1,7% para retiradas en el extranjero.

La cuenta corriente "Open" de Openbank tampoco tiene comisiones de mantenimiento, administración o transferencias, y además ofrece descuentos en restaurantes, moda y ocio, además de una tarjeta de débito gratis y retiros gratuitos en cajeros del Popular y el Santander.

También cabe destacar la cuenta "On" de Bankia, también sin comisiones de mantenimiento, administración o transferencias, así como con tarjetas gratuitas. Esta cuenta permite pagos móviles gracias a Apple Pay, Google Pay y Samsung Pay.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad