Los accionistas históricos secundarán la ampliación de capital del Sabadell

stop

Los dos nuevos socios latinoamericanos alcanzan un 5% del banco en la ampliación de capital y se incorporarán al consejo

El presidente del Sabadell, Josep Oliu | EFE

10 de septiembre de 2013 (11:51 CET)

El núcleo duro accionarial de Banc Sabadell, conformado por sus accionistas de más larga tradición, acudirán en diferentes proporciones a la ampliación de capital de 1.400 millones de euros puesta en marcha por la entidad para mejorar su solvencia. Entre ellos figuran inversores barceloneses como el propio presidente del Banco, Josep Oliu; su consejero delegado, Jaume Guardiola; los empresarios Isak Andic (Mango); José Manuel Lara (Planeta); Héctor Colonqués (Porcelanosa); Sol Daurella (Coca-Cola Iberian Partners); y Joaquín Foch-Rusiñol (Titán), entre otros.

Cada uno de los socios individuales decidirán con qué participación secundan la operación. Así, aunque la mayoría intentará mantener su porcentaje de acciones, otros diluirán levemente su participación. Entre quienes más interés muestran por mantener la proporción de propiedad actual figura el equipo gestor, Oliu y Guardiola, ambos socios del banco.

Operaciones simbólicas

Aunque todo el accionariado actual del banco apoya la ampliación como un método para reforzar la solvencia y preparar el futuro del grupo, algunos de los socios acudirán simbólicamente con una 'operación blanca', es decir que no les permitirá mantener su actual porcentaje en el capital. Otros accionistas más institucionales, como el fondo Blackrock (3,1%), el banco británico Lloyds (1,8%), el portugués BCP (3,2%) también han bendecido el movimiento y mantendrán la proporción de sus acciones en el Sabadell.

De hecho, en la última ampliación de capital llevada a cabo en 2012, el núcleo accionarial barcelonés cubrió el 50% de sus derechos sobre la ampliación, lo que para el banco fue una muestra del compromiso con el proyecto.

La operación anunciada el lunes y que se ha dividido en dos tramos (uno para inversores internacionales y otra convencional para los socios actuales) permite la entrada en la entidad de dos hombres de negocios latinoamericanos. Se trata del inversor colombiano Jaime Gilinsky (Itos Holding) y del mexicano Jaime Martínez (Fintech). Cada uno de ellos ha adquirido ya alrededor de 275 millones de euros en acciones del banco, lo que supone que controlarán alrededor de un 5% del capital cada uno de ellos, según los últimos datos conocidos por el mercado.

Nuevo órgano de gobierno

Los dos nuevos propietarios del banco español solicitarán previsiblemente su incorporación al consejo de administración de la entidad, lo que presupone que llegan con intención de influir en el gobierno de la institución financiera. El consejo que preside Oliu deberá decidir cómo se produce esa incorporación a los órganos de gobierno en las próximas semanas. Está por definir si el consejo amplía el número de miembros o se produce una modificación de su actual estructura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad