Los bancos ponen la lupa sobre la vida económica antes de otorgar una hipoteca

stop

El empleo, el nivel de ingresos, los gastos mensuales y el historial crediticio son algunos de los puntos en los que los bancos interrogan antes de suscribir un préstamos para la vivienda

Economia Digital / Help My Cash

Los bancos realizan una exhaustiva invetigación de los antecedentes económicos del interesado a una hipoteca.
Los bancos realizan una exhaustiva invetigación de los antecedentes económicos del interesado a una hipoteca.

Barcelona, 18 de junio de 2016 (13:00 CET)

Una hipoteca es uno de los productos más complejos que comercializan los bancos. Así que no es de extrañar que la entidad quiera saber el máximo de información sobre su cliente para asegurarse de que concede la hipoteca a una persona que será capaz de devolver la deuda sin problemas. Estas son las cinco preguntas claves que harán en cualquier entidad bancaria antes de confiar en el interesado.

 1. ¿Cuál es tu empleo y tus ingresos?

Lo primero de lo que el banco querrá asegurarse es que cada mes el cliente ingresa lo suficiente para pagar la hipoteca. Por ello, querrá conocer su nómina y si ésta se mantendrá durante las próximas décadas, es decir, durante el tiempo que dure la hipoteca. Además, el banco investigará sobre la situación laboral, cuál es el sector al que se dedica y si tiene ingresos que provienen de otras fuentes.

De aquí sacará la relación entre la cuota de la hipoteca y los ingresos, es decir, el porcentaje de la nómina que se dedicará al pago de la hipoteca. La regla más común y la recomendada desde el Banco de España es que no se debe dedicar más del 35 % de los ingresos mensuales a la cuota.

2. ¿Dispones de ahorros?

Otra de las cosas que el banco querrá saber es si el cliente dispone de ahorros para firmar una hipoteca. Para empezar, lo más probable es que solo concedan el 80 % del valor de la vivienda que se quiere adquirir, por lo que se necesitará desde un principio el 20 % restante. Además, a esto hay que sumarle los gastos de gestión y apertura, que suelen representar entre el 10 % y el 15 %.

3. ¿Cuál es tu historial crediticio?

Para el banco será de especial importancia hacer un análisis exhaustivo sobre el historial crediticio. Para realizarlo, tendrá en cuenta si el interesado ha solicitado otros préstamos con anterioridad y si ha estado al corriente de los pagos de todos ellos, aunque se haya solicitado en otra entidad.

También analizará si tiene otras deudas contratadas en ese momento, ya que en caso de ser muchas, pueden verlo como un perfil de riesgo y denegar el préstamo.

4. ¿Tendrás avales y otras garantías?

No es de extrañar que la entidad bancaria quiera saber si alguien avalará la hipoteca o si dejará otra garantía adicional aparte de la vivienda. Este es un punto que puede cambiar la decisión del banco a favor o en contra. Si no está totalmente seguro de conceder el préstamo hipotecario, poner a una persona que avale o una garantía adicional, como una segunda vivienda, puede acabar de convencer a la entidad.

5. ¿Cuáles son tus gastos fijos?

Por último, la entidad querrá saber los gastos fijos mensuales como, por ejemplo, si se paga una pensión alimenticia o la cuota del colegio de los hijos. Para conocerlo, no es raro que pidan los movimientos de las cuentas corrientes. No existe un porcentaje estándar sobre cuál es el máximo de gastos que puede tener una familia, pero sí se evaluarán para determinar si el interesado tiene un perfil de riesgo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad