Nueva alerta del empleo por la temporalidad extrema. En la imagen, la Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en una imagen de archivo./Pablo Martín (EFE).

Nueva alerta del empleo por la temporalidad extrema

stop

La estadística del SEPE pone de manifiesto que uno de cada cuatro contratos firmados en julio ha tenido una duración inferior a los siete días

Economía Digital

Nueva alerta del empleo por la temporalidad extrema. En la imagen, la Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en una imagen de archivo./Pablo Martín (EFE).

Barcelona, 17 de agosto de 2019 (17:43 CET)

La estadística de contratos que publica el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) pone de manifiesto que uno de cada cuatro contratos firmados en julio en España ha tenido una duración inferior a los siete días. La misma fuente destaca que en julio se sellaron en el mercado laboral, 2,17 millones de contratos, de los que el 25% (551.483) no llegó a la semana de duración. 

En una información recogida por EFE, analizando todos los contratos, tan sólo el 8,5% de los firmados en julio fueron indefinidos -el año pasado fueron el 9%-, mientras que el 91,5% restante fueron contratos temporales. Si se suman los firmados para una duración de tres meses, la cifra se eleva hasta 1,1 millones.

Los datos de paro del segundo trimestre que se dieron a conocer a finales de julio ya alertaron que la tasa de desempleo se ha estancado en el 14% y no consigue bajar de esa cuota, tal y como preveían algunos estudios. No obstante, el número de desempleados disminuyó en 123.600 personas en el segundo trimestre del año, lo que supone un 3,7% menos que en el trimestre anterior.  

 

Temporalidad veraniega

El aumento de contratos temporales en la temporada veraniega es habitual en las estadísticas del SEPE, generalmente debido al refuerzo que requieren durante los meses de verano los sectores de restauración, hostelería y otros servicios relacionados con el turismo. Por sexos, mujeres y hombres se repartieron en julio prácticamente por igual los contratos de menos de una semana: ellos firmaron 297.821 y ellas, 253.662.

 

No obstante, y teniendo en cuenta que las mujeres firmaron menos contratos que los hombres (992.809 frente a 1,18 millones), el peso de estos acuerdos laborales de muy corta duración es ligeramente superior (25,5% frente a 25%).

También destaca en julio el peso de los contratos parciales sobre el total, ya que de esos 2,1 millones de contratos, el 36% fueron para jornadas parciales (787.653 acuerdos). Una parcialidad que sí afectó más a las mujeres, ya que el 59% (466.176) los firmaron trabajadoras frente al 41% (321.477) de hombres.

Por sectores, los servicios, como suele ser habitual, coparon la mayoría de los contratos, el 75% con 1,6 millones. Por actividades, la hostelería sumó 486.151 contratos, el 22% del total, la mayoría en restauración, con 363.546, mientras que los servicios de alojamiento acapararon 122.605. El grueso de estos contratos en hostelería fueron temporales por obra y servicio o por circunstancias de la producción. Entre esas dos categorías se englobaron el 90 % de los contratos, 439.925, mientras que se firmaron 20.907 indefinidos.

Los sindicatos alertan

Desde los sindicatos advierten de que la firma de tantos contratos de muy corta duración cada mes apenas se traduce en empleo y que la rotación laboral está en máximos. En total, en julio se firmaron un 4,4% más de contratos que en el mismo mes del año pasado y un 8,4% más que en junio. En lo que va de año, en España se han firmado 13,1 millones de contratos, un 1,5% más que los 12,9 millones del mismo periodo del año pasado.

La Seguridad Social alcanzó en julio los 19,5 millones de ocupados tras sumar 15.514 trabajadores, el segundo incremento de afiliados más bajo de toda la serie histórica para este mes, mientras que el paro se redujo en 4.253 personas, el menor recorte para ese mes desde 2008.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad