Oliu: “Los bancos también han perdido la confianza en la gente”

stop

El presidente de Banc Sabadell asegura que la economía española mejorará durante la segunda mitad de año

Josep Oliu en la Cambra de Comerç de Sabadell

16 de enero de 2013 (14:14 CET)

El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu, se ha sincerado sobre la dificultad para acceder al crédito. “No sólo la gente ha perdido la confianza en los bancos, las entidades también han perdido la confianza en la gente”. Reestablecer el antiguo marco de franqueza será una de las tareas pendientes para Banc Sabadell durante los próximos meses. Ante empresarios catalanes, el banquero ha advertido que 2013 será otro año complicado en materia de financiación para particulares y PYMES.

Sin embargo, Oliu sí se ha mostrado optimista con las perspectivas sobre la economía española: “Empezamos el año con buen pie”, ha dicho en la tradicional cita anual con los empresarios de Sabadell, la ciudad barcelonesa dónde se fundó la entidad crediticia.

Les ha transmitido un síntoma, que a su juicio muestra el cambio de tendencia. Hace tan sólo cinco días, Oliu consiguió captar 500 millones de euros en los mercados a través de una emisión de cédulas hipotecarias a tres años y medio con un coste de 220 puntos básicos, 100 menos que el riesgo país. La operación, les ha dicho a los empresarios, era impensable semanas atrás porque “los mercados estaban absolutamente cerrados”, según Oliu.

Reestructuración de la banca

¿Se mantendrá esta situación? Según el banquero, es bastante probable “para los seis mayores bancos españoles” y grandes empresas como Telefónica o Gas Natural (quienes se unieron a la oleada de emisiones de principios de año). Para las PYMES, autónomos y privados será más difícil. “Sólo podremos prestar si nos prestan”.

Oliu ha aplaudido al gobierno español, especialmente al Ministro de Economía, Luis de Guindos (PP), por reestructurar el sector financiero. “El sistema continua tocado en su conjunto, pero clarifica el futuro”. Incluso perdona los muchos “errores de ejecución” que ha habido durante el proceso. “Al final, tiene coherencia”. Y si se suma el saneamiento de la banca con unas estructuras productivas “competitivas”, Oliu ve la luz al final del túnel: “La economía española mejorará en la segunda mitad de año”.

Más impuestos

En el discurso ante los empresarios sabadellenses, el banquero afirma que habrá más crisis de la prima de riesgo (aunque pronostica que serán más laxas que las de 2012). Recuerda que el paro afecta al 25% de la población y lanza un dardo a las administraciones por la forma en la que han recortado el gasto para cumplir con los objetivos de déficit. “Sólo se han hecho con criterios políticos, una autentica chapuza”, afirma.

Oliu abre la puerta a subidas de impuestos “a corto plazo” y de forma puntual. “Son profundamente desincentivadoras y sólo se entienden para poder salir del pozo”. El banquero defiende que desde 2007, Europa está regresando “a la normalidad”. Es decir, que los países más ricos fortalecen esta posición y “los que creíamos que éramos ricos regresamos donde nos toca”. Pero este proceso no se puede hacer con medidas como los ajustes de los presupuestos públicos que él mismo tacha de “fáciles”, como “recortar la paga extra a los funcionarios” o “el sueldo de los médicos”. Reclama una re-estructuración de las administraciones y sus gastos de una forma más “racional”.

Banco Sabadell

Con este telón de fondo (que Oliu afirma que es un “caos”) , Banc Sabadell se centrará en consolidar su presencia en Estados Unidos, donde tienen una posición “importante” en el mercado de Florida; y en terminar de definir su situación en España. Quieren ser la cuarta entidad del país por detrás de Santander, BBVA y Caixabank. “Tenemos mucho trabajo pendiente”. También deja sobre la mesa poner un pie en algún país emergente “con capacidad de crecimiento”, pero eso a medio plazo.

Entre las tareas por desarrollar destaca terminar de digerir las dos adquisiciones de 2012: Banco CAM y la red de oficinas de BMN en Catalunya. Oliu afirma que, de forma general, en 2013 se cerrarán un 15% de las oficinas bancarias y un 10% del personal de la banca se quedará sin empleo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad