Tarjetas de crédito en el extranjero: ¿aliado o enemigo?

stop

Las comisiones y el cambio de divisas pueden ser un inconveniente en el momento de pagar durante los viajes al extranjero.

Tarjeta de crédito / HelpMyCash

Barcelona, 18 de abril de 2019 (16:53 CET)

Semana Santa es sinónimo de vacaciones y relax. Aun así, viajar al extranjero durante unos días puede significar también inconvenientes para nuestra cuenta corriente, sobre todo cuando empleamos nuestra tarjeta de crédito fuera del país. Los españoles gastan una media de 119 euros diarios cuando viajan al extranjero, el doble de lo que desembolsan cuando el destino está dentro de España (56 euros de media), según la Encuesta de Turismo de Residentes del Instituto Nacional de Estadística (INE), del último trimestre de 2018. 

Ante esta situación, se plantea antes de viajar cuán conveniente es pagar en targeta o en efectivo, a cuánto ascenderán las comisiones por cambio de moneda, o si merece o no la pena abrir una cuenta en cualquiera de los nuevos bancos fintech. La tarjeta del banco habitual puede o no ser un buen recurso si se tiene en cuenta el cambio de divisas y las comisiones, según el comparador financiero HelpMyCash.com.

Por lo general, la banca tradicional cobrará varias comisiones a la hora de utilizar la tarjeta en un país extranjero. El porcentaje varía entre entidades y en algunos casos, estas comisiones son nulas. No solo los bancos fintech como Revolut o N26 ayudan a ahorrar estos costes, entidades como Abanca también ofrecen esta ventaja extra.

En el momento de pagar una compra en otra divisa, la mayoría de los bancos cobrarán una comisión sobre el tipo de cambio aplicado por Visa y Mastercard, que es el más habitual. Esta comisión, que suele ser de entre el 3% y el 3,95%, no acostumbra a aparecer desglosada en el extracto, por lo que es difícil de detectar. Además, el propio cambio de Visa y Mastercard siempre será menos favorable que el interbancario, un tipo de cambio que hoy en día aplican muy pocos bancos en las compras con tarjeta en otra divisa. Revolut es una excepción: no cobra comisión por cambio de divisa y aplica el cambio real.

En el caso de retirar efectivo en un cajero, la mayoría de los bancos cobran una comisión por usar una máquina que no sea de la propia entidad. El porcentaje que cobra la entidad bancaria puede llegar a ser de hasta el 4,5% y a este hay que sumarle la comisión del propietario del cajero que puede superar los dos euros. Y, además, si la extracción es en otra divisa, se añade el tipo de cambio, que puede ser desfavorable.

En los bancos fintech muchas de estas comisiones nos las podemos ahorrar. Muchos permiten sacar dinero fuera de España gratis o con una comisión inferior a la media (N26, por ejemplo, cobra un 1,7% fuera de la eurozona). Además, no suelen aplicar un extra sobre el tipo de cambio interbancario o el de Mastercard o Visa.

¿Es mejor cambiar de moneda o tirar de tarjeta?

A la hora de viajar a un país extranjero se plantean varias opciones si la moneda es distinta al euro. Por un lado, se pueden cambiar monedas en el banco habitual, en las casas de cambio en el país de destino, o bien en una casa de cambio online, o sacar dinero en un cajero.

Por el otro, en la mayoría de países hay establecimientos donde se puede pagar con tarjeta. Desde el comparador financiero HelpMyCash.com recomiendan pagar las compras en el extranjero con tarjeta siempre que sea posible y llevar efectivo para realizar pequeños pagos como, por ejemplo, el transporte público.

¿Por qué? Primero, por la seguridad de no llevar grandes cantidades de efectivo encima. Segundo, para evitar cambiar una gran cantidad de dinero y luego que sobre y, tercero, porque si se trata de una buena tarjeta, permitirá pagarlo todo con el plástico, con un tipo de cambio favorable y sacar efectivo gratis en un cajero si es necesario.

Eso sí, pagando con tarjeta, el usuario deberá seleccionar la opción de moneda local en el datáfono, ya que en ese caso el cambio lo hará el banco que ha emitido la targeta y suponiendo que se trate de un banco fintech, será mucho más favorable que el cambio que practique el datáfono, si se paga en euros.

Entidades fintech como N26 o Revolut ofrecen cuentas sin comisiones, sin permanencia ni requisitos de apertura y que, además, incluyen una tarjeta con la que pueden realizarse pagos en otra moneda sin coste o retiradas de efectivo gratis o más baratas que en nuestro banco en cualquier cajero del mundo. No tienen por qué convertirse en el banco principal, pero sí pueden ser el mejor aliado para viajar durante esta Semana Santa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad