Yolanda Díaz, ministra de Trabajo / EFE
stop

El Ministerio de Trabajo encargó a Tragsa la tramitación de los subsidios de este sector por más de 700.000 euros

Madrid, 18 de noviembre de 2020 (06:55 CET)

El Ministerio de Trabajo, liderado por Yolanda Díaz, encargó a Tragsa, empresa creada por el Estado, la gestión del subsidio extraordinario por falta de actividad de las personas integradas en el sistema especial de empleados del hogar del régimen general de la Seguridad Social. 

De acuerdo con el portal de Transparencia, el Ejecutivo licitó por 771.000 euros la gestión del subsidio del desempleo en las empleadas del hogar ante “la dificultad para la tramitación por varios factores”, tal y como explican fuentes de Trabajo.

Entre ellos, tal y como revelan las mismas voces, se encuentra el de la situación excepcional que viven los empleados del SEPE. “Durante los primeros meses de la pandemia, las oficinas permanecieron cerradas por lo que la tramitación en el subsidio especial de este sector fue muy complejo”, recalcan.

Otras razones

El Ministerio de Trabajo defiende esta externalización porque este gremio “estaba fuera del sistema del SEPE” puesto que “no suelen cotizar estos trabajadores”, muy habitual “en este sector”, algo que dificulta la “tramitación de las ayudas”.

Además, inciden en la “complejidad” para examinar los subsidios porque en “muchas ocasiones” las peticiones llegaban duplicadas. “Se optó por externalizar porque detectamos muchos errores en la presentación en la documentación. Tampoco nos constaban datos de miles de demandantes y la carga de trabajo era demasiado alta para el propio personal estatal”, puntualizan.

Pagos por parte del Estado

Pero los más de 700.000 euros que van a pagar por la gestión, es solo por la tramitación. Es decir, los subsidios a los empleados del hogar que tramitaron la ayuda serán pagados por el Estado y no por Tragsa.

Fuentes del equipo de Yolanda Díaz confirman este hecho. “Los pagos los tiene que realizar el SEPE”, señalan a Economía Digital. No obstante, el Ministerio de Trabajo no puede valorar aún la cantidad destinada a esta partida “puesto que aún se siguen tramitando subsidios”. 

El contrato que consiguió Tragsa para gestionar estas ayudas al sector de los empleados de hogar sigue estando vigente, si bien -según ha podido saber Economía Digital-, está próximo a extinguirse.

La singularidad del contrato

A esta licitación aún hay que sumarle una singularidad más. La empresa externa que consiguió la tramitación del subsidio no puede conceder directamente los subsidios por lo que un trabajador del SEPE debe validar la documentación.

No podemos olvidar, en este contexto, la situación que viven los trabajadores de las oficinas de empleo ya que CSIF asegura que durante las dos primeras semanas de noviembre tuvieron que revisar 150.000 nuevos ERTEs, que afectan a más de 720.000 personas.

Hemeroteca

ERTE Yolanda Díaz
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad