Alianza de gigantes en Ferrol: Navantia, Repsol y Enagás proyectan una planta de electrolizadores

El proyecto, denominado “Gigafactory”, ha sido presentado a la Unión Europea y consiste en una fábrica de electrolizadores a gran escala para la generación de hidrógeno verde

Inversión millonaria a la vista. Repsol, Navantia y Enagás proyectan la construcción de una planta de electrolizadores. Y se levantará en Ferrol. El acuerdo pasa por construir una planta de fabricación y diseño de electrolizadores de gran potencia y a gran escala para la generación de hidrógeno verde. 

El proyecto, denominado Gigafactory, se enmarca dentro de la iniciativa Green Crane y ha sido presentado a la Comisión Europea como candidato a Proyecto Importante de Interés Común Europeo (IPCEI), que se desvelarán este mes de junio. Se trata, según adelanta El Economista, de la primera instalación de estas características en España, con una capacidad total de producción superior a un gigavatio al año. 

La fábrica de turbinas 

Navantia aporta a este proyecto su experiencia, capacidad e instalaciones, como las que ofrece la fábrica de turbinas de Ferrol. Repsol y Navantia, en alianza con Enagás, contemplan el desarrollo de una planta para la fabricación de electrolizadores de gran capacidad, con potencias iguales o superiores a 20 megavatios, a partir de módulos de cinco megavatios cada uno. 

Alianza marco 

Repsol y Navantia firmaron este año un acuerdo de colaboración para desarrollar conjuntamente soluciones innovadoras con el objetivo de descarbonizar el transporte marítimo. En concreto, la energética y la naval estatal centrarán su colaboración en la evaluación del comportamiento de los nuevos combustibles líquidos de baja huella de carbono (biocombustibles avanzados producidos a partir de residuos y combustibles sintéticos) que suministrará Repsol en los sistemas de propulsión y generación que fabrica Navantia. 

Estos nuevos combustibles representan una alternativa para la descarbonización a corto y medio plazo del sector marítimo, puesto que podrían alcanzar una reducción de emisiones del 100%. El proyecto se enfocará en la evaluación de la viabilidad técnica y económica de esta nueva tecnología.