Aluminios Cortizo redobla su expansión: invertirá 51 millones tras superar los 700 millones de facturación

La compañía ampliará sus instalaciones en Padrón y creará una nueva planta de reciclaje de PVC para convertirse en la "más importante del sector en Europa"

Aluminios Cortizo

El director general de arquitectura de Aluminios Cortizo, Daniel Lainz, y el gerente de Cortizo PVC, Estanislao Suárez, en la rueda de prensa celebrada este jueves

Aluminios Cortizo desvela su hoja de ruta para los próximos cinco años. La compañía, que cerró 2020 con una facturación récord de 701 millones de euros, ha anunciado que invertirá un total de 51 millones de euros hasta 2025 con el objetivo de triplicar su capacidad de producción y mantener su ritmo de crecimiento.

La compañía se marca como reto pasar de liderar el mercado español y portugués a convertirse en la firma «más importante del sector en Europa», según han recalcado el director general de arquitectura de Aluminios Cortizo, Daniel Lainz, y el gerente de Cortizo PVC, Estanislao Suárez, en una rueda de prensa celebrada este jueves.

La compañía ampliará sus instalaciones en el polígono de Picusa (dedicará una inversión de 41 millones y creará 130 nuevos empleos) y, además, apostará por la economía circular con la creación de una nueva planta de reciclaje de PVC en el polígono de Pazos, a la que dedicará 10 millones de euros y empleará a un total de 15 personas. Allí se reciclarán hasta 10.000 toneladas anuales procedentes de aquellas ventanas que hayan sido sustituidas tras terminar su vida útil.

Apuesta ‘verde’ e internacionalización

Estas instalaciones ocuparán 21.000 metros cuadrados y contarán con 30 nuevas extrusoras para la fabricación de perfiles de PVC. «Las seis primeras entrarán en funcionamiento en el primer trimestre de 2022 y las restantes lo harán progresivamente a medida que avancen las obras en los próximos dos años», ha explicado Estanislao Suárez. 

De esta forma, la compañía se convertirá, según han explicado sus responsables, en la única del sector que recicla PVC (lo hará en Pazos) y aluminio (lo hace desde el siglo pasado en sus fundiciones de Padrón y Mieres). 

Además, esta inversión en la nueva planta de Pazos permitirá, a juicio de Daniel Lainz, «impulsar la internacionalización de la división de PVC” con mercados como el croata, el belga o el francés como objetivos principales. «Aunque hasta el año pasado ya realizamos ventas exteriores en países como la propia Bélgica, Croacia, México o Costa Rica, hasta el momento nuestra actividad se centraba en la consolidación del negocio en España y Portugal», ha recalcado el director general de arquitectura de Cortizo.