As Pontes se reactiva y la Xunta carga contra el Gobierno: “Fue precipitado cerrar las térmicas”

Endesa retoma este lunes la actividad en la central de As Pontes, aunque avisa de que es “un rearranque excepcional”

Central térmica de As Pontes

Central térmica de As Pontes

En pleno proceso de cierre, Endesa retoma la actividad de la térmica de As Pontes en A Coruña este lunes. La compañía avisa de que se trata de un “rearranque excepcional” debido a las “condiciones singulares” del mercado energético. Un hecho que ha servido para que la Xunta, a través del vicepresidente económico, Francisco Conde, cargue contra el Gobierno al entender que esta operación demuestra que el cierre de las térmicas se realizó “de forma precipitada”.

El director del recinto de Endesa, Ignacio Sainz, avanzó esta jornada que el reinicio de operaciones se ha llevado a cabo “con uno de los grupos generadores” y que, en todo caso, “no cambia el compromiso con el cierre” de las centrales de carbón. Según indican fuentes sindicales a Economía Digital Galicia, el grupo de José Bogas les explicó que, con esta reactivación, se mantendría trabajo para las auxiliares hasta final de año. A este respecto, el directivo de Endesa indica que la reactivación de la fábrica corre a cargo de unos 70 empleados del grupo y otros tantos de empresas proveedoras. Por otro lado, el colectivo de transportistas sostiene que las descargas de carbón del puerto de Ferrol a la factoría también dará empleo, aunque solo para mes y medio.

Desde Endesa aseguran que la firma “mantiene la tramitación” para la clausura de la térmica pontesa, un plan “enmarcado en los objetivos” de la empresa. En este sentido, en declaraciones a Efe, Sainz ha aludido a la «falta de competitividad del centro en los últimos años».

La dependencia del gas

A pesar de esto, el vicepresidente económico, Francisco Conde, ha insistido este lunes, en declaraciones a los medios en Lugo, en que el Estado no puede “depender de una sola energía”, en este caso el gas, «para garantizar el precio eléctrico competitivo y el suministro».

«Fuimos los primeros en cerrar todas las centrales térmicas y ahora somos los primeros en reactivarlas. Es una situación incoherente que solo está pasando en España y que desde luego nos pone en una situación de enorme dificultad tanto para garantizar el precio eléctrico competitivo a las familias y a las pymes, como para garantizar el suministro», resumió.

Además, el vicepresidente económico lamentó el «hermetismo» que mantienen desde el Gobierno central y desde la empresa, ya que no trasladaron a la Xunta «ningún tipo de información» sobre la reactivación de la planta de As Pontes.

«Es una situación que, simplemente, pone de manifiesto esa precipitación y sobre que la transición energética, sin medidas coherentes y planificadas, es un error», subrayó Conde, quien también asegura que España va «en contra de los criterios» de otros países europeos «que no están dependiendo exclusivamente del gas».

Y es que esta situación, según sus palabras, instaura la «duda razonable» de que, «si no estuviese As Pontes, esas garantías de suministro no son tan sólidas» como había hasta este momento.