Asime avala a la minera de Touro, que promete un impacto de más de 2.500 millones con su proyecto

La patronal del metal cree que la mina de Touro representa una "oportunidad" para rehabilitar la zona con el “máximo respecto a los estándares medioambientales”

Asime avala a la minera de Touro, que promete un impacto de más de 2.500 millones con su proyecto

Asime considera que la reapertura de la mina de Touro es una oportunidad para rehabilitar la zona «con una explotación estudiada de los recursos naturales» y con «el máximo respecto a los estándares medioambientales». La patronal del metal ha mostrado su apoyo a la concesionaria, Cobre de San Rafael, para llevar a cabo un proyecto que contempla una “relevante inversión en tecnología” y restablecer el centro de producción de metal en el yacimiento clausurado en 1983.

La empresa, una alianza entre Explotaciones Gallegas y Atalaya Mining, trasladó a la directiva de Asime que el proyecto «supondrá un impacto total de 2.542 millones de euros para Galicia«, con una inversión de 200 millones de euros que «impulsará la reindustrialización y la reactivación de la economía gallega». Además, la empresa ha previsto que pueda generar 500 empleos directos y más de 1.200 indirectos.

Rehabilitación ambiental

También ha insistido en su apuesta por «técnicas sostenibles» con «los máximos estándares ambientales, de seguridad y sociales que ofrece la minería actual» para este proyecto, que asumiría «la rehabilitación del 100% del impacto medioambiental heredado de la mina histórica de Touro-O Pino».

Asimismo, ha defendido que la producción de metales resulta «clave» en la cadena de valor de la industria y ha apuntado que la Unión Europea (UE) cuenta con «estrategias definidas para impulsar el aprovechamiento de las materias primas para contribuir al fortalecimiento de la industria europea».

Asime defiende la industria como solución al declive del rural

Asime ha reivindicado su «compromiso» con «una industria minera sostenible y responsable», que «conviva con el sector primario» y «se sitúe a la vanguardia en innovación tecnológica y sostenibilidad».

Del mismo modo, ha recalcado la importancia de promover el desarrollo económico dado «el declive demográfico del rural gallego», un escenario ante el que ve en el proyecto de Touro «una oportunidad de rehabilitar la zona» con «una explotación estudiada de los recursos naturales, complementada siempre por el máximo respecto a los estándares medioambientales».

Adicionalmente, la empresa y la entidad han resaltado «el gran impacto positivo a nivel socioeconómico y medioambiental del sector industrial en Galicia», que «ejerce un papel clave en la reactivación económica y la fijación de población en el rural a través del fomento de la riqueza local y la generación de empleo de calidad».