El ‘annus horribilis’ de Sandra Ortega en bolsa: pierde más de 1.100 millones con Inditex y Pharma Mar

La primogénita de Amancio Ortega ve recortado a 3.400 millones el valor de su participación en Inditex y Pharma Mar en el año en el que cerró su sicav para transformarla en una sociedad limitada

Sandra Ortega, accionista de Inditex y de Pharma Mar / EFE

Sandra Ortega, accionista de Inditex y de Pharma Mar / EFE

Las caídas en bolsa de Inditex y Pharma Mar cuestan 1.144 millones de euros a Sandra Ortega. La primogénita de Amancio Ortega ha visto recortado el valor de su participación en ambas compañías hasta los 3.400 millones de euros como consecuencia de los retrocesos que han sufrido ambas compañías en los nueve primeros meses de un 2022 marcado por la invasión de Ucrania y la crisis energética.

Sandra Ortega controla un paquete accionarial del 5,05% en Inditex y del 5% en Pharma Mar, lo que la convierte en la segunda y tercer principal accionista, respectivamente, de ambas empresas. La primera encadena un descenso del 23,7% desde el arranque del año mientras que la segunda cotiza un 3,8% por debajo de los niveles a los que despidió 2021.

La inflación y la invasión de Ucrania golpean a Inditex

Solo el descenso en bolsa de Inditex le ha costado 1.141 millones de euros a la hija de Amancio Ortega y Rosalía Mera. Su participación ahora está valorada en 3.351 millones de euros tras un 2022 tras padecer una caída en bolsa que se ha visto acrecentada por el nuevo escenario de inflación y el golpe por el cierre de tiendas en Rusia.

La multinacional gallega continúa abonando salarios completos en Ucrania y de dos tercios del total en el caso de Rusia pese a que lleva desde el pasado mes de marzo sin operar en ambos países. Se trataba de dos mercados que contaban con 79 y 500 establecimientos, respectivamente, y que, en el caso de Rusia, le había llegado a proporcionar un beneficio de 240 millones de euros antes de impuestos.

La cifra triplicaba a los 86 millones anotados el año de la pandemia y superaba incluso a los 229 millones del año anterior al Covid (2019). Por su parte, en Ucrania las ganancias antes de impuestos ascendieron a 58 millones de euros en 2021, superando también a los 54 millones logrados antes del estallido de la pandemia.

Desde Credit Suisse apuntan en un informe reciente que la firma con sede en Arteixo realizó una provisión de 216 millones de euros en el primer trimestre para blindarse del impacto de este conflicto. Se trata de una cantidad «demasiado optimista», a juicio de la casa de inversión, que considera «poco probable que vuelva a abrir en Rusia».

Pharma Mar deja de ser ‘milmillonaria’

Además de la caída de Inditex, Sandra Ortega recibe también una factura extra por la caída de la también cotizada en el Ibex 35, Pharma Mar. Con una participación del 5% tan solo superada por el 5,9% del presidente de la empresa, José María Fernández de Sousa, y el 5,1% de su mujer y consejera, Montserrat Andrade.

La participación de Sandra Ortega en Pharma Mar ha pasado de valer 53 millones de euros al término de 2021 a los 50,4 millones actuales tras nueve meses en los que la biotecnológica de origen gallego ha perdido los 1.000 millones de euros de capitalización tras retroceder un 3,8%.

El año de la antigua Zeltia ha estado marcado por el ritmo de crucero de su antitumoral Zepzelca en Estados Unidos, el arsenal de estudios para lograr, entre otras cosas, la aprobación del fármaco en Europa o Asia, así como por el reciente anuncio de la disolución de su sociedad Genómica, a través de la cual comercializó tests de diagnóstico del Covid-19 durante la pandemia.

Transformación de su sicav

Además de estos reveses en bolsa, Sandra Ortega ha tenido que afrontar en este 2022 la transformación de su sicav Soandres de Activos, así como de Breixo Inversiones en sociedades limitadas. El cambio de normativa del Gobierno para poner coto a la figura de los mariachis forzó esta decisión en dos firmas a través de las cuales atesoraba un patrimonio cercano a los 470 millones de euros.

El año 2022 de Sandra Ortega también ha estado marcado por la guerra judicial contra su exgestor, José Leyte. Precisamente el pasado mes de julio la primogénita de Amancio Ortega presentó un recurso de apelación en la Audiencia Provincial de A Coruña contra el sobreseimiento de la querella contra Leyte por las comfort letter para financiar a Room Mate

Según consta en la querella presentada por Sandra Ortega, su anterior número dos, «utilizando su posición en la entidad querellante, otorgó cartas de patrocinio en favor de Room Mate, falsificando en las mismas la firma de Sandra Ortega Mera». «Dichas cartas de patrocinio fueron empleadas posteriormente ante distintas entidades bancarias con el fin de obtener financiación en beneficio de Room Mate, Tafay 2.000 y Ergocrático, comprometiendo con ello el patrimonio de Rosp Corunna«, recoge en la querella contra un auto de sobreseimiento provisional en el que la jueza consideraba «no puede concluirse, a la vista de lo expuesto», que las firmas, «no fuesen realizadas con el beneplácito de Sandra Ortega«.