El mercado inmobiliario en 2021: más alquiler y repunte de la vivienda nueva

Galicia agota el stock de vivienda usada y empuja a las familias hacia la escasa obra nueva en comercialización o a resignarse al mercado del alquiler

El escenario que abrió la pasada crisis financiera en el mercado de la vivienda propició un auge del alquiler. La caída de ingresos y de confianza en los hogares y el cortocircuito de la financiación bancaria, sumado a otros factores como la nueva movilidad laboral, empujaron a las familias hacia el arrendamiento.

Esta tendencia continuará durante 2021, si atendemos a las previsiones de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) para este ejercicio. La patronal estima que el porcentaje de hogares en arrendamiento aumentará un, 1,2% en Galicia y un 4,5% en las ciudades, encabezando el incremento A Coruña, seguida de Vigo.

Es en las urbes y en sus áreas metropolitanas, junto con algún municipio costero, donde se concentra la actividad, pues es también donde está el empleo y la demanda de vivienda. Las cifras actuales muestran cómo el número de hogares en alquiler está muy por encima de la media gallega, según los datos de Fegein:

 Galicia: 14%

 A Coruña: 31,50%

Pontevedra: 21%

Ourense: 23%

Lugo: 21%

Vigo: 22%

Ferrol: 20,50%

Santiago: 23%

Crece la demanda de vivienda nueva

La consolidación del mercado del alquiler estará acompañado de una “fuerte demanda” de vivienda nueva. “La demanda de viviendas usadas después de años de tirar de este stock, esta mermada y cada vez con menos atractivo por precio, ubicación y estado del inmueble”, explica la patronal inmobiliaria.

Esta demanda está vinculada, no solo a la vivienda habitual, sino también a la adquisición del inmueble para luego ponerlo en el mercado del alquiler debido al progresivo incremento de precios de los últimos años. “Adquirir no solamente una vivienda, sino naves industriales, locales y bajos comerciales u oficinas para posteriormente ponerlas en el mercado de alquiler será la tónica habitual en este nuevo año”, dice Fegein.

El presidente de la entidad, Benito Iglesias, volvió a reclamar un Plan Vive de colaboración público-privada que dote de carga de trabajo al sector inmobiliario y a todos los sectores económicos colindantes y sirva como solución y estímulo al acceso de la vivienda en alquiler a los más jóvenes. “El proyecto permitirá poner en todo el ámbito autonómico inmuebles de alquiler a precios ventajosos para aquellos jóvenes menores de 35 años que por su salario o situación personal no se pueden permitir alquilar una casa y muchos menos asumir el 20% del precio de una vivienda que se solicita como entrada”, dice Iglesias.

Los elementos clave del Plan Vive son la creación son los siguientes:

Ampliar la oferta de vivienda asequible: El objetivo es crear un gran parque de alquiler público de precio asequible para controlar el crecimiento de precios de toda la vivienda en alquiler, impulsando la actividad de los promotores públicos y de las cooperativas, así como la reorientación del sistema fiscal para promover el alquiler asequible. Fegein ha pedido recientemente la construcción de 5.000 viviendas de protección en régimen de arrendamiento en Galicia como plan de choque.

Nueva ley estatal de vivienda: para garantizar el ejercicio en igualdad de los derechos, evitando situaciones de desamparo y exclusión residencial. En dicha ley se deben impulsar nuevas figuras de provisión de viviendas a un precio asequible, como el derecho de superficie, la cesión de uso de vivienda o el cohousing.

Refuerzo de la función social de la vivienda: Establecer un marco legal que defina la vivienda vacía y al gran tenedor de vivienda y que ponga a disposición de las comunidades autónomas y los ayuntamientos distintas herramientas para su detección y para movilizarlas con fines sociales a precios razonables. Fegein recuerda que Galicia tiene el mayor porcentaje de viviendas vacías de todo el Estado y que este tipo de medidas deben impulsarse sin intervenir el mercado, sino estimulando fiscalmente al propietario.

Revisión de la Ley de Propiedad Horizontal: Mejorar los procesos de toma de decisiones sobre usos de las viviendas distintos al residencial permanente y las obras de mejora de la eficiencia energética y energías renovables.

Nuevo Plan Estatal de Vivienda: con una línea de financiación para que las CCAA puedan desarrollar políticas en materia de vivienda acordes a las necesidades actuales y con normativas claras, concretas, agrupadas y legibles,

Plan Estatal para la Rehabilitación de Viviendas: que incluya financiación específica para la vivienda destinada al alquiler. La patronal requiere que haga hincapié en medidas de eficiencia energética, accesibilidad y habitabilidad, implantando nuevas vías de financiación público-privada para las obras de rehabilitación y con medidas fiscales para incentivar la rehabilitación, la regeneración y la renovación urbana.

Plan Nacional de Fomento de la Emancipación Juvenil: con el objetivo de establecer la coordinación esencial para facilitar el acceso a la vivienda y con medidas específicas para facilitar el acceso al alquiler.

Un Observatorio de la vivienda eficaz y eficiente: para investigar y analizar la situación de la vivienda en Galicia (parque de alquiler privado, vivienda vacía, necesidades habitacionales, situaciones de riesgos de exclusión residencial, etc.), y que permita una auditoría pública de la oferta y calidad de las viviendas públicas.