Gana Sandra Ortega: el juez desestima la demanda de su ex número dos

Sandra Ortega gana la primera batalla a José Leyte, su antiguo hombre de confianza en Rosp Corunna, que la denunció por despido improcedente

José Leyte y Sandra Ortega en los juzgados de A Coruña / Economía Digital Galicia

José Leyte y Sandra Ortega en los juzgados de A Coruña / Economía Digital Galicia

El juzgado de lo social número 1 de A Coruña ha desestimado la demanda presentada por José Leyte, el histórico número dos de Sandra Ortega hasta finales del año 2020, contra el holding de la primogénita de Amancio Ortega, Rosp Corunna.

El ejecutivo acusaba a las sociedades Rosp Corunna y Rosp Corunna Participaciones Empresariales de un despido improcedente y solicitaba la nulidad o improcedencia del mismo“por ser no ser ajustado a derecho. También reclamaba la reincorporación a su puesto habitual de trabajo o el abono de la “indemnización legalmente correspondiente calculada sobre el salario mensual y antigüedad que se consigna”.

La acusación sostenía que las funciones que Leyte desempeñaba en Rosp Corunna no podían ser calificadas como de Alta Dirección, por lo que Ortega Mera no podría despedirlo por desestimiento de la empresa, algo que facilita este tipo de relaciones laborales.

Reclamación de 1,6 millones de euros

En concreto, y según se expone en la sentencia a la que ha tenido acceso Economía Digital Galicia, Leyte solicitaría, en primera instancia, que se declarase la improcedencia de su despido, de forma que pudiese recuperar su puesto en la patrimonial de la mujer más rica de España, poseedora de un 5% de las acciones de Inditex. No obstante, en caso de no recuperar su puesto, solicitaba una indemnización que sobrepasaba los 1,6 millones de euros.

Por un lado, el ejecutivo reclamaba tanto a Rosp Corunna como a Rosp Corunna Participaciones Empresariales que procediera al abono “de la cantidad correspondiente a la falta de preaviso del despido”. Esta ascendería, según la demanda, a más de 700.000 euros. A esta cantidad habría que sumarle el abono de una liquidación que calculaba en unos 950.000 euros y que incluiría “el importe de la parte proporcional de los bonus anuales del ejercicio 2020”.

La jueza ha desestimado la demanda, absolviendo a Rosp Corunna y Rosp Corunna Participaciones Empresariales de las reclamaciones formuladas en su contra “sin perjuicio del derecho que le asiste a la parte actora de ejercitar de manera separada la acción de reclamación de cantidad indebidamente acumulada a la acción de despido”.

Primera batalla

En todo caso, Leyte, quien ya fue hombre de confianza en los negocios de Rosalía Mera, la madre de Sandra Ortega, podrá presentar un recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, para lo que tiene un plazo de cinco días a partir de la notificación de la resolución.

De esta forma, Ortega Mera gana la primera batalla judicial contra su antiguo hombre de confianza. Tras la salida de Leyte de Rosp, el ejecutivo interpuso un litigio laboral contra la hija de Amancio Ortega, que alegó “falta de confianza” a la hora de acometer el despido de su número dos. No obstante, la batalla judicial no quedó ahí, ya que la presidenta de Rosp Corunna contraatacó con la presentación de dos querellas criminales por apropiación indebida, falsedad documental y administración desleal.

La ofensiva judicial de Sandra Ortega contra Leyte pivota, en buena medida, sobre la inversión de Rosp Corunna en Room Mate, la hotelera de Kike Sarasola. La mujer más rica de España acusa al ejecutivo de haber falsificado su firma para beneficiar a la compañía, facilitando que accediese a créditos bancarios.