Guerra de informes en As Pontes: destruir 2.000 empleos o generar 100.000 toneladas de residuos

Endesa afirma que de no cerrar la planta se emitirán 100.000 toneladas de cenizas resultado de la quema de lodos, mientras se intensifican las críticas por los despidos que se ejecutarán

Guerra de informes en As Pontes: destruir 2.000 empleos o generar 100.000 toneladas de residuos

El cierre de la central térmica de As Pontes ha desencadenado una batalla entre quienes abogan por encontrar una solución y aquellos que encuentran irremediable la clausura de la planta. El impacto medioambiental de la térmica de Endesa ha terminado siendo decisivo para certificar el cese de operaciones. 

La medida no ha venido sin críticas. Desde el concello de As Pontes critican que Endesa presentó el informe de la viabilidad de quema de lodos en la central sin el análisis del comité de técnicos de la Xunta de Galicia, el Ministerio de Transición Ecológica y el Ayuntamiento de As Pontes, según aseguraron fuentes consistoriales a este medio. «Lo hicieron público con sus conclusiones unilaterales, no fue analizado dentro del comité como estaba estipulado. Endesa además fue dando pasos que anunciaban que realmente no tenían ninguna intención de continuar con la central aunque fuese viable. Estaban poniendo palos en el camino retrasando el inicio de las pruebas, inflando los costes de las primeras actuaciones, asignando nuevos destinos a los trabajadores antes de saber el resultado de las pruebas…», critican.

El informe sería no solamente «fraudulento», según califican desde el ayuntamiento, sino que estaría «manipulado» porque «durante las pruebas los técnicos de la Xunta, del Ministerio y del Concello nos dijeron que el proyecto es viable y que puede sostenerse«. Es por ello que se celebrará una comisión de seguimiento el próximo martes para analizar el informe final y todas las conclusiones que apunta Endesa. En el Gobierno municipal intuyen que «Endesa una vez mas volvió a falsear el informe de las pruebas». «Lo veremos el martes en esa mesa», sentencian.

El cierre definitivo de la planta se discutirá en una reunión posterior, el jueves, con representantes del Ministerio, la Xunta, el Ayuntamiento y las tres organizaciones sindicales. Ahí se discutirá el resultado que se pueda derivar de este informe de las pruebas con biocombustible y las posibilidades de reindustrialización. «Esperamos que desde las administraciones se apoye al territorio y se abogue por respaldar nuevos proyectos industriales y alternativos que sean capaces de mitigar el impacto del cierre de As Pontes», sentencian desde el Concello.  

A favor de “buscar soluciones” 

Ricardo García Mira, coordinador del proyecto europeo Entrances que abordará los aspectos sociales de la transición energética hacia las energías limpias incluyendo la central de As Pontes, defendió en declaraciones a Economía Digital que la central “debe tener una solución en coherencia con el trabajo que se está haciendo en otras zonas de transición energética como Alemania e Inglaterra”. Para lograr esa solución, García Mira asegura que promoverán “la creación de un espacio de participación que permita afrontar los distintos discursos como el ecológico, el social y el laboral buscando el entendimiento”. 

García Mira comentó también que “las grandes empresas como Endesa tienen que asumir un compromiso mayor con el territorio y no perseguir solo el beneficio privado. A veces las empresas están más orientadas a reducir sus gastos que a comprometerse a mantener puestos de trabajo y diseñar fórmulas que permitan trabajar el territorio en todas sus formas”. En la próxima semana presentarán al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, un adelanto del proyecto Entrances que compara 13 centrales de minería europeas entre las que se encuentra la de As Pontes.  

Por otra parte, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de A Coruña (UDC) también coordinador del proyecto EntrancesFernando González Laxe, calcula que el cierre de la planta supondría el cese de actividad de entre 1.500 y 2.000 personas. En el plano económico, cree que el impacto podría alcanzar entre 30 y 50 millones de euros. Los trabajadores de la planta han intensificado sus protestas este viernes en este sentido con una manifestación de dos centenares de empleados de la central térmica de Endesa y de Siemens Gamesa en As Somozas que se han personado en A Coruña para exigir a la Xunta y al Gobierno que hagan «los deberes» y «reviertan» los anuncios de cierre de ambas empresas.

Las razones de Endesa y Foster Wheeler 

Endesa, en el informe aportado para justificar el cierre de la central de As Pontes firmado por el gigante mundial tecnólogo Foster Wheeler, asegura que la mezcla de carbón y lodos de la depuradora generaría cada año entre 76.000 y 106.000 toneladas de cenizas que no serían admitidas en los vertederos de residuos no peligrosos por superar los límites de selenio, sulfatos y carbono orgánico disuelto.  

Además, el megavatio hora producido con la mezcla sería un 30 % más caro que el de una central de ciclo combinado; por tanto, no funcionaría por mercado. Por su lado, Foster Wheeler afirma que la central sufriría una “evidente reducción de potencia” y que la presencia de metales alcalinos y cloro causaría en la caldera “escoriación, ensuciamiento y corrosión”, propiciando unos “niveles de degradación que no son aceptables” según los estándares de diseño de la empresa.