Huelga general en A Mariña: “El seguimiento en Alcoa es del 100%”

La plantilla de Alcoa espera un seguimiento masivo del paro general convocado en la comarca lucense, amenazada por la situación de Alcoa y Vestas

Trabajadores de la planta de la empresa Alcoa en San Cibrao participan en una marcha nocturna pro las calles del municipio de Xove / EP

Trabajadores de la planta de la empresa Alcoa en San Cibrao participan en una marcha nocturna pro las calles del municipio de Xove / EP

La situación que atraviesan las plantas de Alcoa y de Vestas en A Mariña, con la sombra del cierre sobre ellas, llevó a los sindicatos a convocar una huelga general en la comarca lucense para este miércoles. La misma tiene un seguimiento del 100% en la planta de aluminio primario de San Cibrao, según indicó esta mañana el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan. “Desde que entró el turno de noche en la factoría, a las 22.00 horas, solo se están cumpliendo los servicios mínimos”, aclara.

Hay que tener en cuenta que la plantilla de la factoría de aluminio primario ya se encuentra en situación de huelga indefinida desde hace semanas como medida de presión para forzar a compañía y Gobierno a llegar a un acuerdo que garantice el futuro de la factoría.

Todos los sectores, afectados

Zan insistión en la importancia de la factoría en A Mariña, para insistir en que “el comercio y la hostelería también lo están pasando muy mal a causa de la recesión que está padeciendo esta comarca”.

“Lamentamos que se haya tenido que convocar esta huelga. Lamentamos estar nosotros mismos en huelga, y todo porque el Partido Socialista ha incumplido varias veces su palabra”, dijo Zan, en relación con la participación de la SEPI en la “triangulación” para la venta de la fábrica de aluminio primario de San Cibrao.

«Alguien debe dimitir»

Opina que el seguimiento de la huelga será muy importante en toda la comarca, porque la gente “sabe lo se está jugando, que es el futuro de A Mariña”. “La ministra de Industria nos dijo no nos iba a abandonar nunca, pero ahora es alucinante su sumisión a Alcoa. Si no fuese tan grave, podríamos pensar que estamos ante el argumento de una película de ciencia ficción”, lamentó.

Después de que el Parlamento de Galicia y el Congreso le diesen luz verde a la intervención pública temporal de la fábrica, si eso no se produce, “alguien debe dimitir, o los parlamentarios y diputados, o bien la ministra de Industria”, dijo, por no cumplir el mandato de ambas cámaras.