Inditex, ‘menos mal’ que el resto: Asos, Zalando y H&M se derrumban en bolsa por miedo a la inflación

La dueña de Zara ve cómo su acción retrocede un 21% en lo que va de año. Cifra contundente pero muy lejos de las caídas de más de un 60% de los 'ecommerces' Asos y Zalando o del 30% de su rival sueco

Tienda De Zara en Estados Unidos

Tienda De Zara en Estados UnidosLa cadena de moda Zara, perteneciente al grupo Inditex, inicia este miércoles la venta online en Estados Unidos a través de www.zara.com, la primera tienda en Internet que la firma abre fuera de Europa, donde ya está operativa en 16 países.POLITICA ECONOMIA INDITEX

El temor a que la inflación provoque un cambio en los consumidores ha impactado con fuerza en la cotización de las grandes de la moda. Inditex fue penalizado desde principio de año por varios factores encadenados, desde la variante ómicron, a los relevos en su cúpula y la salida de Rusia. No obstante, en estos momentos, la caída que experimenta en el año su acción en el Ibex35 es mucho menor que la que presentan otras firmas competidoras. En ello ha influido y mucho la presentación de sus resultados correspondientes al primer trimestre del año, en los que, a pesar de un provisión de 216 millones por la guerra, facturó 6.742 millones de euros, un 14% por encima de los resultados prepandémicos.

Este jueves Inditex cerró en rojo en el Ibex35, con un retroceso en el precio de la acción de un 1,95% hasta los 22,11 euros. Con una capitalización bursátil que roza los 69.000 millones de euros, en lo que va de año, su cotización cae un 22%.

La matriz de Zara no tiene un buen desempeño en bolsa este 2022 pero, en estos momentos, y con la excepción de Fast Retailing, la matriz de la japonesa Uniqlo, está considerablemente mejor que sus rivales, que se derrumban en porcentajes mucho mayores, principalmente, por el miedo a la inflación.

Asos y las devoluciones

En el campo del ecommerce, este jueves destacó el caso de Asos. La compañía británica dedicada a la venta de productos online cayó en la bolsa de Londres más de un 32%, un batacazo en toda regla. En lo que va de año, la acción acumula un retroceso de un 67%.

El derrumbe de la compañía se produjo el mismo día en el que anunció el ascenso del español José Antonio Ramos Calamote a consejero delegado. Un directivo que ya estaba en la empresa desde el 2021 ocupando el puesto de director comercial y en cuyo curriculum figuran desde Zara, hasta Esprit y la lusa Salsa Jeans.

Sin embargo, la caída en bolsa está relacionada con el hecho de que la británica ha rebajado sus perspectivas para este año por la crisis inflacionaria. Aunque destaca que desde finales de febrero ha acelerado sus ventas, con el empuje de Estados Unidos y de Europa, “las ventas netas se vieron afectadas por un aumento significativo en las tasas de devolución en el Reino Unido y Europa hacia final del periodo, lo que refleja las presiones inflacionarias sobre los consumidores, lo que tiene un impacto desproporcionado en la rentabilidad”.

Ante “el comportamiento de compra incierto de los consumidores” la compañía rebajó sus expectativas de crecimiento a cierre de ejercicio a entre un 4 y un 7%. Ahora prevé un beneficio antes de impuestos que oscilará entre los 20 y los 60 millones de libras, frente al anterior rango de entre 110 y 140 millones de libras.

Zalando, H&M y Gap

En la misma jornada Zalando, otro gigante, en este caso alemán de la venta de moda online vio cómo su acción se derrumbaba un 12,44%. En este caso, su cotización ha retrocedido un 65% en lo que va de año.

El gran rival de Inditex en Europa en cuanto a venta tradicional, H&M, acumula desde finales del pasado año un retroceso de un 31%. Esta jornada cayó un 2,65%. Lo hace tras anotarse un batacazo de más de un 6% el miércoles, tras la presentación de sus resultados correspondientes al segundo trimestre de su año fiscal. La compañía de moda adelantó unas ventas de 54.504 millones de coronas suecas, algo más de 5.100 millones de euros al cambio. Su facturación se estira un notable 17% con respecto al año anterior pero, sin embargo, aún está un 5% de las cifras del mismo periodo del año 2019.

En Estados Unidos, las cosas tampoco pintan bien para Gap. La firma computó unas pérdidas de 162 millones de dólares y las ventas cayeron un 13%, hasta los 3.477 millones de dólares en su primer trimestre. En lo que va de ejercicio, su cotización ha caído un 50%.

En el otro lado de la balanza

Prácticamente al mismo nivel de retroceso bursátil que Inditex se encuentra Associated British Food, la matriz de la low cost Primark, con una caída de un 20%.

Hay que ir hasta la bolsa de Tokio para ver una evolución positiva: la de Fast Retailing, la matriz de Uniqlo. En su caso, la acción ha repuntado algo más de 4% desde que comenzó el año.