La carrera del metanol: Iberdrola y Foresa plantean un proyecto de 500 millones en Lugo

La planta de metanol, que se suma a la proyectada por las empresas en Caldas de Reis, opta a fondos europeos y podría alcanzar una producción de 100.000 toneladas anuales; la Xunta la declara iniciativa prioritaria para agilizar los trámites

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán / EFE

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán / EFE

Iberdrola pone sobre la mesa otro gran proyecto en Galicia. Esta vez de la mano con Foresa, la empresa del Grupo Finsa con la que tejió una alianza para «liderar la producción de metanol verde en España», según proclamó la propia eléctrica en un comunicado en septiembre. Fruto de la colaboración nació el proyecto para ubicar una planta de metanol en Caldas de Reis (Pontevedra) con una inversión próxima a los 40 millones. Ahora trasciende una nueva iniciativa, en este caso en Begonte (Lugo), que podría alcanzar los 500 millones de inversión y que lleva el nombre de Green Meiga.

Aunque el proyecto se presentó hace meses con la intención de optar a fondos europeos, su paso por el Consello da Xunta para su declaración como iniciativa empresarial prioritaria -una categoría que permite acelerar la tramitación– ha permitido conocer algunas de las cifras clave de esta planta de metanol. Alfonso Rueda señaló que podría crear 50 puestos de trabajo indefinidos una vez puesta en marcha y que alcanzaría una producción de 100.000 toneladas anuales de un recurso energético que se usa en la fabricación de colas, resinas y adhesivos para un amplio abanico de industrias.

Conviene matizar, eso sí, que tanto el Green Umia de Pontevedra como el Green Meiga de Lugo son proyectos en fase de estudio. Dependen de que se den ciertas condiciones para avanzar y de múltiples factores para materializarse, como pueden ser la disponibilidad de suministro de energía renovable o el acceso a las ayudas Next Generation. En todo caso, proponen una técnica pionera al integrar el uso industrial del hidrógeno verde que, junto con el dióxido de carbono capturado de una fuente biomásica, se va a utilizar para sintetizar el metanol renovable.

La planta de Begonte, con una capacidad de 100.000 toneladas anuales, sería de mayor tamaño que la pontevedresa, donde la previsión inicial es de 2.900 toneladas de producción, según trasladó Iberdrola. La compañía que dirige Ignacio Sánchez Galán suma estos proyectos a los grandes parques de eólica marina que plantea entre Cabo Ortegal y Estaca de Bares, y entre Cedeira y Cariño, de 500 megavatios cada uno.

Una planta de tratamiento de aguas

La Xunta explicó el mismo día que Maersk anunciaba su desembarco en el metanol verde en Punta Langosteira que la iniciativa de Iberdrola y Foresa incluye una planta de tratamiento de aguas residuales, reduciendo las necesidades de consumo en el proceso industrial y añadiendo un elemento de circularidad al proyecto. Las dos plantas de Metanol las promueve Iberdrola, mientras que la química gallega codesarrolla la instalación junto a la eléctrica.

Green Meiga se ha convertido desde este jueves en la decimosexta iniciativa empresarial prioritaria designada por la Xunta, categoría en la que se encuentran también inversiones propuestas por Coren, Cortizo, Albo, Oviganic o Cafés Candelas. Entre todas ellas, las 16, podrían alcanzarse los 1.150 millones de inversión y los 750 empleos.