La doble apuesta de Estrella Galicia: 450 millones de inversión para Morás y Brasil en dos años

Tras superar mejor que nadie en el sector la pandemia, Hijos de Rivera impulsa una expansión con la que, a finales de 2023, pasarán de una a tres fábricas en todo el mundo

El CEO de Hijos de Rivera, Ignacio Rivera, presenta en Brasil el proyecto de su nueva fábrica en Araraquara. Foro: CHR

El CEO de Hijos de Rivera, Ignacio Rivera, presenta en Brasil el proyecto de su nueva fábrica en Araraquara. Foro: CHR

Después de superar el ejercicio del Covid mejor que el resto de competidores del sector (y además sin recurrir a ningún ajuste de empleo) y a un paso de cerrar un 2021 en el que podría batir su récord histórico de ventas, la Corporación Hijos de Rivera afronta dos nuevos hitos que la llevarán a, en espacio de dos años, pasar de tener una, a tres fábricas de Estrella Galicia: dos en A Coruña y una Brasil. Este nuevo salto le costará unos 450 millones de euros.

Este jueves, Estrella Galicia anunció la construcción de una nueva fábrica de cerveza en Brasil. Concretamente en Araraquara, en el estado de São Paulo. Allí se levantará la segunda cocina cervecera del grupo en 115 años de historia. La previsión es invertir 300 millones de euros en dos fases que tienen como objetivo instalar una capacidad productiva a medio plazo de 300 millones de litros anuales de cerveza. La idea es que el centro productivo entre en funcionamiento en 2023.

El salto de una a tres fábricas

Así lo destacó el propio CEO de la compañía, Ignacio Rivera, en la rueda de prensa que ofreció junto al gobernador de São Paulo, Joao Doria, en el Palacio dos Bandeirantes. En ese acto, el ejecutivo destacó que, en los próximos años, Brasil se comerá el 50% de su inversión global. En el acto, destacó la previsión de Hijos de Rivera de invertir “cuatro billones de reales brasileños los próximos cuatro años, quedándose la mitad de esa inversión aquí”. Efectivamente, el plan estratégico del grupo 2022-2024 contempla una inversión que sobrapasa los 600 millones de euros. Buena parte de ese montante, estará destinada a las nuevas unidades de producción.

Y es que, además de los 300 millones de euros que Hijos de Rivera destinará a su nueva planta en el mercado brasileño, la compañía también tiene en trámite una nueva fábrica, en este caso, en el polígono de Morás, en Arteixo (el municipio coruñés que también acoge la sede de Inditex). Si bien la compañía aún no ha ofrecido datos definitivos sobre este proyecto ni cuando se iniciarán las obras, a principio de año, en la presentación de resultados financieros, Ignacio Rivera habló ante los medios de una inversión inicial estimada «de 150 millones de euros«. Explicó además que la idea pasa porque la factoría comience a fabricar en el último tramo de 2023, de forma que, muy posiblemente, coincidirá en el tiempo con el nuevo activo industrial americano.

La doble apuesta de Estrella Galicia: 450 millones de inversión para Morás y Brasil en dos años
Así es el proyecto de la fábrica que Estrella Galicia pretende poner en marcha en Brasil

Los éxitos de Estrella: del agua al lúpulo

El proyecto industrial de Estrella Galicia es visto como un revulsivo por las autoridades de São Paulo, que destacan el hecho de que creará unos 400 nuevos empleos. En la presentación pública del proyecto, Rivera destacó la importancia de Brasil como territorio estratégico. “Es el segundo país del mundo en valor de cerveza. Nuestra inversión, no obstante, no solo es pensando en el mercado brasileño, sino para todo el de Mercosur, para todo el mercado sudamericano”, avanzó el empresario, que explicó que la búsqueda de la ubicación no fue sencilla.

Y es que, para poder replicar el éxito de la Estrella Galicia, el grupo ha de tener especial cuidado a la hora de seleccionar una materia prima fundamental: el agua. La compañía pasó tiempo explorando la mejor ubicación para su proyecto. Araraquara garantiza un suministro de agua de excelente calidad, algo, aseguran, “imprescindible” para la elaboración de la cerveza.

En esa búsqueda de replicar el éxito alcanzado en Galicia y en España, Hijos de Rivera desarrollará el proyecto brasileño siguiendo los “pilares de la casa”. Además de haber encontrado un agua que cumple con los estrictos requisitos que demanda la compañía, la intención de los coruñeses es intentar desarrollar el cultivo lúpulo en Brasil mediante las técnicas hidropónicas. Así lo destacó el CEO de la compañía, quien también insistió en que, como en Galicia, la fábrica de Brasil será sostenible y libre de emisiones contaminantes. “Somos una empresa familiar, yo represento la cuarta generación. Luchamos contra la patronización de las cervezas. Solo tenemos una fábrica en el mundo y esta será la segunda. Cocinamos las cervezas a fuego lento, nuestro propósito, como siempre digo, no es hacer la cerveza más vendida, sino la más querida”, resumió.

Rueda de prensa de la presentación del proyecto brasileño de Estrella Galicia (a partir del minuto 23)

Proyectos de «interés público»

Ambos proyectos, el de Morás y de Brasil, cuentan con el respaldo de las administraciones públicas de cada territorio.

El pasado junio, el Gobierno dela Xunta de Galicia dio luz verde a Morás como “proyecto empresarial singular”. El movimiento permitió dar luz verde a la adjudicación directa de una parcela de 466.000 metros cuadrados en el polígono arteixán, que la compañía plantea como una “reserva de suelo” a la que recurrir en un futuro si sus volúmenes de producción mantienen sus niveles de crecimiento.

Por su parte, esta semana, medios paulistas indicaban que la compañía gallega estuvo en negociaciones unos diez meses con las autoridades locales hasta encontrar una ubicación para su nueva fábrica, la segunda de su historia y la primera fuera de Galicia.

El pasado octubre, el ayuntamiento de Araraquara aprobó un proyecto de ley que hará posible otorgar a la sociedad Estrella de Galicia Importação e Comercialização de Bebidas e Alimentos una serie de incentivos fiscales con el objetivo de agilizar la construcción de la nueva planta cervecera. Las autoridades locales insistieron en que la medida estaba justificada ya que se trata de la mayor inversión en la historia del municipio.

La doble apuesta de Estrella Galicia: 450 millones de inversión para Morás y Brasil en dos años
Proyecto de Estrella Galicia en Portugal

La administración local acordó, entre otras medidas, aplicar exenciones a la futura planta del ITBI, el Impuesto de Transmisión de Bienes Inmuebles, el IPTU, el Impuesto de Edificación Urbana y Suelo, durante un periodo de 20 años, y el ISSQN (Impuestos a los Servicios de Cualquier Naturaleza), que gravaría las obras de la construcción de la fábrica, por un plazo máximo de 15 años.

En todo caso, el otorgamiento de los beneficios fiscales está ligado, entre otros requisitos, al “cumplimiento de las obligaciones asumidas por la cervecera” en un protocolo de intenciones suscrito entre Hijos de Rivera y el ayuntamiento brasileño.