La otra cuesta arriba de Alcoa: desplome del precio del aluminio y energía por las nubes

La cotización del aluminio toca su nivel más bajo desde el pasado verano y arrastra a las acciones de Alcoa hasta mínimos anuales

Roy Harvey, presidente y CEO de Alcoa

Roy Harvey, presidente y CEO de Alcoa

Alcoa toca mínimos del año en bolsa a menos de 18 meses de su reinicio de actividad en la planta de aluminio de San Cibrao. Las acciones de la multinacional que capitanea Roy Harvey cotizan ahora en el entorno de los 49 dólares tras una semana en la que han llegado a marcar su nivel más bajo de todo lo que va de 2022.

Los títulos de Alcoa han puesto punto y final a la tendencia ascendente que venían siguiendo desde finales de 2020 y, tras estas últimas caídas, ya elevan hasta el 17,3% su retroceso en lo que va de un año marcado por la guerra en Ucrania y la escalada generalizada de precios.

A vueltas con la luz

Esta subida de costes impacta de manera especial en el ámbito energético. En este sentido, la subida que había protagonizado el precio de la luz a finales del año ya había empujado a Alcoa a pactar con los trabajadores un parón de dos años en su planta de San Cibrao.

De cara al reinicio en 2024 se espera que el acuerdo ya suscrito con Greenalia y los dos todavía pendiente de firma con Endesa y Capital Energy para el suministro de energía verde permitan abaratar un recibo de la luz ve inviable actualmente.

«No puedes poner en marcha una factoría con un coste de 200 euros el megavatio/hora. 200 euros el megavatio/hora probablemente se traduzca en 3.500 euros más la tonelada solo por el precio de la energía», llegó a proclamar el vicepresidente de la multinacional estadounidense, William F. Oplinger, durante un foro organizado por Deutsche Bank.

El aluminio, en mínimos por la pandemia en Cjina

A la presión por el precio de la electricidad se suma, además, un aluminio que cotiza a la baja. Y es que el precio del metal ha retrocedido desde los algo más de 3.800 dólares la tonelada que registraba el pasado mes de febrero hasta los 2.500 dólares actuales.

El aluminio pierde, de esta manera, todo lo ganado en los últimos doce meses y pasa a cotizar a su nivel más bajo desde julio de 2021, moviéndose así a contracorriente en un momento marcado por la inflación generalizada.

La ola de restricciones en China por los coletazos de la crisis del Covid-19 están detrás de este golpe a la cotización del aluminio, según el analista de Standard Chartered, Sudakshina Unnikrishnan. «La presión sobre los precios está sujeta a la incertidumbre en las previsiones de crecimiento, la menor demanda del sector del automóvil, así como por la recuperación de la producción interna en China.