La piedra en el zapato de las inversiones de la hermana de Amancio Ortega y Castellano

Alazady, brazo inversor de José María Castellano, y Artiver Activos, su sociedad conjunta con Josefa Ortega despidieron 2021 con pérdidas

José María Castellano y Josefa Ortega, en sendas imágenes de archivo

José María Castellano y Josefa Ortega, en sendas imágenes de archivo

José María Castellano y Josefa Ortega ven cómo la cuenta de resultados de su sociedad conjunta se tiñe de rojo. Artinver Activos SL, que tiene a María José Jove Ortega (sobrina de Amancio Ortega) y a María Teresa Vázquez (esposa del exconsejero delegado de Inditex) como administradoras, cerró el ejercicio 2021 con unas pérdidas por valor de 114.157 euros.

Así se desprende de la memoria anual que Alazady, brazo inversor de José María Castellano, ha depositado ante el Registro Mercantil de A Coruña. La compañía propietaria del 50% de Artinver Activos revela que su participación en esta sociedad cuenta con un valor contable de 24,78 millones de euros, toda vez que sus fondos propios superan la barrera de los 49 millones de euros.

Artiver Activos tiene su filial en Francia (Artinver France) como buque insignia y entre 2012 y 2021 generó dividendos por valor de 30 millones de euros a sus accionistas vía reservas. La sociedad sacó provecho de operaciones inmobiliarias como la venta del inmueble situado en el número 8 de la Avenue Klebe (a escasos 200 metros del Arco del Triunfo de París) a Santalucía.

La aseguradora desembolsó una cantidad cercana a los 35 millones de euros en un movimiento en el que contó con el asesoramiento CMS Francis Lefebvre Avocats, BNP Paribas y L’Etude Thibierge.

Los números rojos de Artinver representan han pesado sobre la cuenta de resultados de Alazady (segundo mayor accionista en Greenalia), que dio carpetazo al ejercicio 2021 con unas pérdidas por valor de 343.265 euros. Estos números contrastan con las ganancias de 144.248 euros que la firma se había anotado en un 2020 marcado por la crisis del Covid-19.

El nuevo rumbo de su antigua sicav

Alazady da cuenta de un beneficio por valor de 496.140 euros con Pasoni Inversiones. Se trata de la sociedad que tomó el relevo de su sicav Carivega «que 23 de diciembre de 2020 cambia su régimen jurídico pasando a denominarse Pasoni Inversiones S. A. en 2021«, según subraya la firma. Castellano se adelantó en un año a la ola de cierres de sicavs que ha tenido lugar entre las grandes fortunas gallegas después de que el Gobierno aprobase a comienzos de 2022 una medida por la cual solo seguirán tributando al 1% aquellas que cuenten con al menos 100 socios que superen los 2.500 euros de inversión.

Por su parte, las sociedades Delta Bonillo Fotovoltaica 78 y 88 cerraron 2021 con un beneficio neto por valor de 21.519 y 22.200 euros, respectivamente. Alazady Biotecnológica, sociedad a través de la cual Castellano articula inversiones en el sector como la efectuada en Digna Biotech, se embolsó 1.400 euros, una cantidad similar a los 1.224 euros que se anotó en pérdidas Bosque de Xaz Inmobiliaria.

De Greenalia a Millenium

En el desglose de la memoria anual de Alazady solo se recogen los resultados de sus inversiones en empresas de las que controla al menos un 50% de sus acciones. Es por ello que Greenalia o Millenium Hospitality Real Estate Socimi se quedan fuera de este apartado. En la primera, José María Castellano manejaba una participación del 5,2% antes de que activase junto a Smarttia (vehículo inversor del consejero delegado, Manuel García Pardo) una opa de exclusión que finalmente ha llegado a buen puerto y ha supuesto la salida de la compañía del índice BME Growth (antiguo Mercado Alternativo Bursátil).

Sí se mantiene en este selectivo, por el contrario Millenium Hospitality. La socimi hotelera contaba con una capitalización bursátil de 389,9 millones de euros. De esta forma, el 3,87% que controla José María Castellano (que además de cuarto máximo accionista ejerce también como consejero de la compañía) estaría valorado en unos 15 millones de euros.