La vida tras Inditex: de crear el Join Life de Zara a la bebida gallega de agua de mar

Antonio Álvarez, exdirector de Sostenibilidad Ambiental de Inditex y creador de conceptos tan famosos como la tienda ecoeficiente, asesora desde hace dos años en la misma materia a Refix, bebida isotónica que triunfa en EEUU

Refix, bebida gallega que emplea agua de mar de A Costa da Morte (Foto: Refix)

Refix, bebida gallega que emplea agua de mar de A Costa da Morte (Foto: Refix)

Esta semana, la noticia saltó en Inditex. Antonio Abril, uno de los históricos hombres fuertes de Amancio Ortega, abandona la compañía. Lo hace después de 32 años en el grupo de moda, donde formaba parte de su cúpula como secretario general. La multinacional con sede en Arteixo atribuyó la marcha a que el directivo, de 63 años, ha decidido centrarse en su faceta académica. Es presidente de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas y del Consejo Social de la UDC. Aunque por su trayectoria, la salida de Abril ha acaparado los titulares de la prensa, otros ex de Inditex han apostado, en los últimos años, por continuar desarrollando conceptos que ya forman parte del ADN de la cotizada, de la sostenibilidad a la innovación.

Uno de los principales ejemplos está en A Coruña. Antonio Álvarez, exdirector de Sostenibilidad Ambiental de Inditex hasta 2019 y creador de conceptos tan famosos como las tiendas ecoeficientes o la etiqueta Join Life –las prendas del grupo que se producen utilizando “los mejores procesos y las materias primas más sostenibles” – centra su actividad actualmente en asesorar a firmas innovadoras en estrategias de sostenibilidad y desarrollo de negocio. Entre ellas está Refix, compañía gallega que produce una bebida isotónica compuesta por agua de mar de A Costa da Morte y que, a pesar de su todavía corta vida, dibuja una trayectoria ascendente, triunfando en mercados como Estados Unidos, Chile o Eslovenia. En declaraciones a Economía Digital Galicia, Álvarez tiene claro que la matriz de Zara es el mejor ejemplo de que se puede ser, y se debe, rentable y sostenible a la vez. “Vendemos un producto natural, saludable, sostenible y con diseño”, resume. Se trata, al fin y al cabo, de tratar de replicar, con sus distancias, el modelo de éxito de Inditex en otras firmas innovadoras.

La vida tras Inditex: de crear el Join Life de Zara a la bebida gallega de agua de mar
Antonio Álvarez asesora a compañías en estrategias de sostenibilidad y desarrollo de negocio (fuente: Wikipedia)

El reto de la empresa sostenible

“Estoy apoyando a Refix y a otras empresas que quieren hacer una transformación hacia la sostenibilidad. Esta compañía me dio la oportunidad de poner en marcha ese proyecto o casi idea de vida que empecé a desarrollar en Inditex hace más de 15 años, que es ser capaz de transformar un negocio: que un negocio sea rentable, pero, a la vez, sostenible”, expone. Sobre su desembarco en la compañía que exporta el agua da Costa da Morte, Álvarez lo tiene claro: “Refix es una empresa naciente que, además, tiene un producto tan innovador que me permite desarrollar eso que siempre he hecho: innovación y sostenibilidad”. “Digo que Refix es innovadora porque, realmente, su producto es innovador a nivel mundial. Es una compañía que afronta un gran reto, porque compite con grandes marcas como Gatorade o Aquarius. Es un reto ingente porque la gran distribución tiene el mercado copado, pero ese mismo reto también lo afrontó Zara hace 40 años. Lo que hay que intentar es repetir ese modelo de éxito, el de Zara u otras compañías que lo han logrado”, explica.

El desembarco de un experto en Sostenibilidad en una compañía como Refix parece natural. Fundada por Raúl y Lois Anta, el producto llegó al mercado en 2018. Básicamente, se trata de una bebida isotónica a partir de agua de mar y que apenas tiene calorías. Cuando comenzó a comercializarse, se hizo rápidamente conocida por sus propiedades antirresaca, algo que Álvarez explica de una forma sencilla. “Es una bebida recuperadora. El agua de mar tiene 78 minerales, el más importante es el magnesio. Refix tiene un 20% de agua de mar, algo que no es casualidad. Ese porcentaje le da un sabor más fuerte, más salado, que otras bebidas. Sería más fácil poner menos cantidad y que fuese más dulce, más parecida a los sabores tradicionales, pero el objetivo no es tener un producto que beba el 90% de la gente, sino un producto natural, saludable y sostenible”, relata. “Con ese 20% de agua de mar recuperas los minerales que pierdes… y los perdemos en todas las situaciones. Pierdes minerales sudando, trabajando, corriendo… y también la pierdes con el alcohol”, dice el fenés para explicar las famosa propiedad de la bebida. Los nichos de mercado de Refix son varios: la demandan tanto personas que hacen deporte y apuestan por un producto revitalizador como también otro tipo de usuarios centrados en dietas saludables (tiene certificación ecológica, vegana y keto).

Pero Refix no solo es sostenible como producto. Tanto Álvarez como los fundadores de la compañía trabajan para que lo sea en toda su cadena de vida. Refix usa agua de A Costa da Morte, considerada como la más pura de Europa. También limones de agricultura ecológica. Apuesta por el cristal para su envasado y por un packaging de cartón reciclado lo suficientemente consistente como para aguantar el envío a cualquier parte del mundo. “De momento no podemos actuar en la distribución, porque no hay alternativas a las grandes distribuidoras, pero una empresa sí puede decidir dónde fabrica y en cómo lo hace”, expone. La bebida se produce en una fábrica que se nutre de energía 100% renovable. Las oficinas del grupo también se mueven con la energía de fuentes renovables de una cooperativa gallega. “Donde podemos actuar lo hacemos. Donde no podemos de momento, pues tenemos un plan para que cuando haya la oportunidad podamos incidir. Apostar por la sostenibilidad no significa que puedas ser sostenible al 100% ahora, porque no puedes cambiar la industria de golpe, pero puedes tener una estrategia y transformar”, apunta.

«La sostenibilidad no puede entenderse como altruismo»

Álvarez, que presentó en 2005 su primer plan estratégico de Sostenibilidad en Inditex, tiene claro que aún queda mucho por recorrer en la materia en el mundo empresarial. “El problema es que aún hoy en día muchas compañías entienden la sostenibilidad como un concepto ligado al altruismo. En realidad, Inditex es el ejemplo: la sostenibilidad es hacer que tu modelo de negocio sea mejor. Vas a ganar más dinero a corto y a largo plazo si eres sostenible”, comenta. “Quizás el área de sostenibilidad de una empresa, sobre todo si es grande, es la única que conoce todo el modelo de negocio. Tienes que saber cuál es la materia prima, cómo se fabrica, como se distribuye, cuál es la logística y cómo es la tienda en la que se vende”, enumera. “La eficiencia también vale para buscar clientes, porque está pensando en el futuro. ¿Vamos a seguir usando un sistema que explota recursos naturales sin preocuparnos de esos recursos naturales? Si no miras eso, tus materias primas irán menguando y eso encarecerá el precio, como ocurrió con la piel”, reflexiona.

“La sostenibilidad empieza por analizar el negocio, desde la materia prima hasta el fin de vida y eso es lo que ahora hago en Refix y en otras compañías. Me gusta ayudar a la gente que quiere transformar. Eso es lo que ahora mismo me mueve y devolver a la sociedad, a las empresas o emprendedores todo aquello que he recibido durante tantos años en un gran grupo”, resuelve.