La Xunta, sobre los proyectos de Endesa: “La central es lo que garantiza el empleo”

El conselleiro de Economía, Francisco Conde, ve los proyectos eólicos y la central de hidrógeno que plantea Endesa como "complementarios" a la continuidad de la central, "que es lo que garantiza la continuidad de los empleos"

La Xunta, sobre los proyectos de Endesa: “La central es lo que garantiza el empleo”

Los parques eólicos y la planta de hidrógeno no bastan. La Xunta pide más a Endesa. En concreto, que mantenga la actividad en la central térmica de As Pontes que ha decidido cerrar. Esa es la prioridad del Gobierno gallego y, lo demás, es hablar de otro tema.

Así lo ha explicado el conselleiro de Economía, Francisco Conde, el día que Endesa anunció la mayor inversión en hidrógeno verde en España, 2.900 millones para desarrollar 23 proyectos que sumarían más de 2.000 megavatios. En As Pontes, donde se ubica la última central térmica de Galicia, construiría la mayor planta del Estado con 100 megavatios, además de instalar seis parques eólicos en Galicia hasta 2024 que sumarían una potencia de 611 megavatios.

Declaraciones de Francisco Conde, conselleiro de Economía

“Son temas distintos”, replicó Conde ante el plan de la energética, que comporta una inversión de 738 millones en Galicia. “Endesa lleva un año intentando obtener la autorización del Gobierno para cerrar la planta. Nosotros no aceptamos el cierre cuando se ha demostrado su viabilidad. Puede haber oportunidades complementarias, pero esos proyectos deben ser compatibles con el mantenimiento de la central”, dijo este lunes el también vicepresidente de la Xunta.

El empleo industrial que se lleva el viento

El Gobierno gallego tiene dos objetivos en la pugna con Endesa. Por un lado, alargar la vida de la central para garantizar una transición ordenada que permita modular la pérdida de empleo y ganar tiempo ante la desaparición de uno de los bastiones energéticos de la comunidad mientras se incrementa la capacidad renovable.

Por otro, frenar la desaparición de tejido industrial y empleo estable que está sufriendo toda la zona norte de Galicia, con Navantia sin carga de trabajo, Alcoa al borde de la fuga y Siemens Gamesa dispuesta a cerrar la planta de As Somozas. Como sucedió con el enfrentamiento con Naturgy por el cierre de la térmica de Meirama, la Xunta no cambia la burbuja de empleo que genera la construcción de instalaciones renovables por la continuidad de la central.

Endesa estimó que su plan de inversiones generará 1.600 empleos durante 18 meses, aunque luego, una vez puestas en funcionamiento las instalaciones, caería abruptamente. “Creo que debemos pedirle compromiso a Endesa y al Gobierno con Galicia y si asumen eses compromiso nosotros apoyaremos los proyectos. Pero son asuntos distintos, no se pueden mezclar. Pueden ser proyectos complementarios, pero lo que necesitamos es la continuidad de la planta porque es garantizar la continuidad de los empleos”, dijo el conselleiro de Economía, que llegó a pedir al Gobierno que “garantice que no autorizará el cierre de la central”.

La Xunta, sobre los proyectos de Endesa: “La central es lo que garantiza el empleo”
El conselleiro de Economía, Francisco Conde

En la letra pequeña del choque entre el Gobierno gallego y la energética están las pruebas con biocombustibles que realizó Endesa para tratar de viabilizar la actividad de su térmica de As Pontes. La compañía concluyó que las pruebas no eran satisfactorias y que no hacían viable la central, mientras que la Xunta considera que sí, en el mismo sentido que se pronunció el alcalde de As Pontes y presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso.

«En un contexto en el que hay oportunidades vinculadas a fondos europeos tiene que haber también un compromiso a corto plazo de Endesa. Nos parece razonable darle ese tiempo a la central una vez que hemos demostrado su viabilidad técnica y medioambiental”, aseveró Conde.