Sangría industrial en Ferrolterra: recorte de 1.500 empleos hasta 2023

La patronal del metal vaticina la destrucción de 1.500 empleos en tres años por la situación de Navantia, Siemens Gamesa y Endesa en As Pontes

Navantia-Ferrol

Imagen de archivo de la entrada a Navantia-Ferrol

La comarca de Ferrolterra encaja un nuevo golpe industrial. El secretario general de la Asociación de Industrias del Metal y Tecnologías Asociadas de Galicia (Asime), Enrique Mallón, ha vaticinado la destrucción de hasta 1.500 empleos en la zona «entre abril de este año y enero de 2023”.

Segú Mallón, este es «uno de los peores panoramas de esta zona en las últimas décadas» si no hay «noticias de relevancia» que cambien la delicada situación que atraviesa Navantia (con los últimos coletazos de su contrato para Australia antes de iniciar un parón de un año hasta iniciar las F-110), Endesa-As Pontes o la planta de Siemens Gamesa en As Somozas.

Mallón ha destacado que en la actualidad hay en el sector del metal en esta comarca unos 3.800 trabajadores, de los que «un 72% están vinculados al sector naval y eólica marina, y de los que un 90% perderían su empleo si no se producen cambios», por lo que ha reclamado al Gobierno que se impulsen “las inversiones del Astillero 4.0 y un esfuerzo para construir ese dique que tanto se demanda para Navantia«.

De Gamesa a Endesa

Mallón ha puesto de relieve el estancamiento en el ritmo de pedidos para Navantia-Fene y Windar y ha apostado por crear un hub de eólica marina desde Ferrol«. «Este liderazgo también se podría traducir en la instalación de parques eólicos marinos cerca de las costas gallegas y en las próximas semanas y meses todos nos podremos convencer de ello», ha destacado.

Además, el líder de Asime ha criticado que «no se debe de permitir el cierre de la central térmica de Endesa«. «Nos alineamos con el posicionamiento de la Xunta en esta demanda, y que el Gobierno central no autorice su cierre mientras no tengamos un plan sustitutivo para la actividad», explica. «Tenemos que exigir que no se puede cerrar esta central si no hay un proyecto alternativo y efectivo», ha añadido, al tiempo que se ha mostrado «optimista» sobre la planta de Siemens-Gamesa en As Somozas. “Quizás pueda haber algún proyecto de inversión». «Estaremos atentos, pero si se ejecuta finalmente este cierre, sin otra alternativa, esto motivaría otra pérdida importante de empleos», ha recalcado para, posteriormente, reivindicar que en la comarca “hay mucho conocimiento industrial» y que, por ello, es “fundamental que lleguen aquí fondos de reestructuración».