Los armadores gallegos lanzan una recogida de firmas contra el veto europeo a la pesca de arrastre

Pescagalicia-Arpega-Obarco abre la puerta a convocar concentraciones y manifestaciones contra el "atropello" que supone el veto de Bruselas a esta modalidad de pesca en 87 áreas del Atlántico

Varios hombres desembarcan pescado en un puerto / Europa Press

Varios hombres desembarcan pescado en un puerto / Europa Press

La asociación de armadores Pescagalicia-Arpega-Obarco lanza una campaña de recogida de firmas contra el «atropello» que supone el veto de la Unión Europea a la pesca de arrastre en 87 zonas del Atlántico. Su presidente, Severino Ares, ha realizado este anuncio el viernes en una comparecencia junto al presidente de la Lonja de A Coruña, Juan Carlos Corrás, y con el apoyo de representantes institucionales y de entidades de la ciudad.

En el acto también han estado presentes el presidente del Puerto de A Coruña, Martín Fernández Prado; el delegado de la Xunta, Gonzalo Trenor; la alcaldesa, Inés Rey, y el secretario xeral de los socialistas gallegos, Valentín González Formoso. Allí ha advertido de la paralización de actividad «a corto plazo» de flota afectada, así como de las consecuencias para otras industrias auxiliares y para el consumidor.

«Los primeros preocupados por el estado de los recursos somos nosotros», ha dicho defendiendo la labor del sector y rechazando que existan argumentos para aplicar una medida de este calado. «Es una barbaridad y es aniquilar muchas zonas que dependen de la pesca», ha manifestado, en alusión, además, a las consecuencias en el empleo y a la previsible «paralización» de actividad de muchos barcos.

Preguntado si presentarán un recurso, ha confirmado que quien tiene la capacidad para hacerlo es el Gobierno y, en todo caso, podrían las empresas, pero no a través de sus asociaciones. Tanto él como el presidente de Pescagalicia han señalado que hay «argumentos» para que decaiga la medida comunitaria. «Pero estamos hablando de ir contra la Unión Europea», ha incidido Severino Ares.

Además de la recogida de firmas, Ares ha dejado la puerta abierta a poner en marcha concentraciones o manifestaciones para «hacerse ver». «El comisario europeo está empecinado en ningunear la pesca en Europa», han dicho sobre el responsable de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius.

Respaldo de la patronal lucense y la Diputación de A Coruña

Las demandas de los armadores cuentan con el respaldo de, por ejemplo, la patronal lucense. El secretario general de la Confederación de Empresarios de Lugo, Jaime López, ha argumentado que ven con «muchísima preocupación» un veto que en el caso de esta provincia afecta, sobre todo, a los puertos de Burela y Celeiro.López lo ha calificado como otra «estocada» a la comarca de A Mariña, tras los interrogantes sobre la futura viabilidad de Alcoa y el cierre este año de Vestas en Viveiro.

«Tenemos una situación en el ámbito industrial muy delicada y este es un sector productivo muy relevante para Lugo, sobre todo en Burela y Celeiro«, ha insistido. También ha indicado que estarán expectantes «para ver cómo se defiende» que no se llegue a la prohibición de la pesca de fondo, una medida por la que en la comarca de A Mariña podrían verse afectados en torno a cien embarcaciones y unos mil empleos.

Por su parte, el pleno de la Diputación de A Coruña aprobó este viernes, por unanimidad, una declaración institucional en defensa de la flota pesquera gallega. En ella, declara su «firme rechazo a la arbitraria aprobación» del nuevo reglamento de la Comisión Europea.

También traslada su apoyo al sector pesquero de artes de fondo y se suma al manifiesto firmado por el Consello Galego de Pesca, aludiendo, además, al «enorme impacto económico» en Galicia de la decisión comunitaria.