Los sindicatos denuncian la ‘purga’ de críticos con la ola de cambios en Navantia Ferrol

Comisiones Obreras carga contra la dirección de la empresa tras los nuevos nombramientos, con los que, a su juicio, se busca apartar a "todo aquel que pone en duda las decisiones corporativas"

Vista exterior del astillero de Navantia en Ferrol

Vista exterior del astillero de Navantia en Ferrol

Los sindicatos se rebelan contra el carrusel de nombramientos en Navantia Ferrol. A través de un comunicado, Comisiones Obreras asegura que la dirección de la compañía “no sabe a dónde va” y explica que estos movimientos se enmarcan en una tendencia por la cual se “acaba apartando a todo aquel que pone en duda las decisiones corporativas”.

“Nunca antes los tres pilares del astillero (sala técnica, ingeniería de producción y la oficina de producción) habían sido dirigidos por cargos tan poco familiarizados con nuestros procesos y nuestros buques. Parece que es negativo haber trabajado en programas militares como las F-100, las F-310 o mismo los LHDs español o australianos”, denuncian desde Comisiones Obreras.

El sindicato lamenta que llevan “cuatro presidentes/as en Navantia, cuatro directores en Ferrol y cuatro cambios organizativos en el área local, y todos ellos en cuatro años”, un proceso en el que, además, censuran que la empresa pública se ha deshecho de algunos de sus ejecutivos más cualificados. “Algún día nos explicaran como quieren hacer el gemelo digital de una fragata, si han apartado a los que más conocimiento y experiencia tienen en su fabricación”, apuntan.

«Estrategia de degradación en la Ría de Ferrol»

Tras este nuevo carrusel de nombramientos en la cúpula de los astilleros de la Ría de Ferrol, el sindicato asegura que “la dirección industrial es incapaz de corregir el rumbo y nos lleva hacia las rocas”, por lo que va a exigir una comisión de seguimiento del plan industrial con el objetivo de que se realice una auditoría sobre el plan inversor de la firma. “Vamos también a exigir cambios al máximo nivel. No puede seguir dirigiéndonos industrialmente un megalómano que subcontrata la ingeniería como si fuera un servicio auxiliar. Debemos de acabar con la subcontratación descontrolada, empezando por pedir información de cuanto nos estamos gastando en consultoras y con qué resultados, y debemos también de exigirle a nuestra dirección resultados y responsabilidades por todo lo invertido”, añaden.

Comisiones Obreras plantea “un frente común de toda la plantilla” para reconducir al astillero, un llamamiento que va en línea con el también lanzado por la CIG. Según este último sindicato, los últimos nombramientos “no son cambios circunstanciales que se puedan entender, sino profundas mudanzas que obedecen a una estrategia de degradación en la Ría de Ferrol”.

A su juicio, “los criterios que prevalecen son el clientelismo político y las puertas giratorias para dar ocupación a cargos de las diferentes corrientes” y critican que se trata de “una política intencionada para que, lo que está funcionando, no lo haga y tener así una excusa para minimizar” los centros de trabajo.