Novavax desvela cómo evitar sanciones si incumple el suministro de vacunas

La compañía que encargó la producción de su vacuna a la gallega Zendal revela el contrato firmado con Canadá para suministrar 52 millones de dosis y los motivos para incumplirlo

La americana Novavax tiene en estudio en cuatro territorios una vacuna contra el Covid que, en zona comunitaria, será producida por la gallega Zendal

La americana Novavax tiene en estudio en cuatro territorios una vacuna contra el Covid que, en zona comunitaria, será producida por la gallega Zendal

Novavax, la farmacéutica que encargó a la gallega Zendal la producción de su vacuna contra el Covid-19, ha firmado un acuerdo con Canadá para el suministro de 52 millones de dosis, ampliable hasta 76 millones. La compañía trasladó al mercado de valores norteamericano el contrato con el país norteamericano, que establece un calendario de entregas, el precio y las posibles sanciones por incumplir los plazos previstos.

Sin embargo, el propio documento recoge una amplia lista de motivos por los que Novavax podría retrasar el envío mensual de vacunas e incumplir los objetivos trimestrales acordados con el Gobierno canadiense. El propio contrato advierte que el cronograma establecido es solamente “una estimación” y que múltiples factores podrían variarlo.

“El cliente reconoce que el cronograma de entrega puede cambiar debido a varias variables. Incluyendo, entre otras, la velocidad de inscripción en ensayos clínicos y la acumulación de aprobaciones, retrasos en la fabricación o la propia fecha de la aprobación regulatoria”, dice el documento.

El esfuerzo «razonable» de Novavax

La farmacéutica inició el proceso de aprobación de su compuesto ante las autoridades sanitarias de Canadá, al igual que hizo en Reino Unido o en la Unión Europea, donde también están evaluando su vacuna. Fue, precisamente en Europa, donde los retrasos en las entregas de Pfizer, Moderna o AstraZeneca alteraron los planes de vacunación de los estados miembros.

En el contrato con Canadá, Novavax prevé alteraciones en el calendario de entregas, algunas por razones obvias como que la vacuna se apruebe más tarde de lo previsto y no se pueda cumplir con las fechas; y otras por sus propios procesos de fabricación o por la presión de la aprobación de la vacuna en otros territorios.

De presentarse estos obstáculos, Novavax se compromete a realizar “esfuerzos comerciales razonables” para cumplir con el contrato, un concepto que también figura en los acuerdos con Reino Unido o Asutralia, pero que no está desarrollado en el caso canadiense.

Novavax puede rectificar en caso de retrasos

Como sucedió en la UE, Canadá adelantó los pagos a la farmacéutica para financiar la producción de la vacuna y que estuviese lista para suministrar en el mismo momento que las autoridades sanitarias den luz verde al compuesto.

Si Novavax no cumple con los objetivos, tiene la oportunidad de ponerse al día y, de continuar fallando, Canadá podría cancelar automáticamente el contrato, aunque no está claro que pueda reclamar algún tipo compensación económica, debido a las múltiples situaciones que pude alegar la farmacéutica y que recoge el propio acuerdo.  

Este es el primer contrato de los siete firmados por Canadá que sale a la luz.