Ritz Carlton hace las maletas y pone a una consultora al mando de Barreras

La consultora Kroll asume plenos poderes en el astillero vigués tras disolver el consejo que hasta ahora capitaneaba Ritz Carlton y activar un ERTE para su plantilla

Imagen de archivo del astillero vigués Hijos de Barreras. EFE/Salvador Sas

Imagen de archivo del astillero vigués Hijos de Barreras. EFE/Salvador Sas

Nuevo ciclo en Hijos de J. Barreras. El astillero queda ahora en manos de la firma de consultoría internacional Kroll después de que esta haya decidido disolver su consejo de administración para quedarse al mando.

Según Europa Press, el hasta ahora presidente ejecutivo de Barreras, Douglas Prothero (que aterrizó con la toma de control por parte de Ritz Carlton) ha abandonado el cargo, mientras que el abogado Carlos Pérez-Bouzada, Johan Kuitunen y José Ismael Rosado han sido cesados como miembros del consejo.

Prothero y los demás cargos dejan unos cargos para los que habían sido nombrados el pasado mes de septiembre. Fue entonces cuando la filial Ritz Carlton Cruise Yacht Yardco Ltd (CYYL) impuso una remodelación del consejo de administración del astillero después de hacerse con el 100% de las acciones de Barreras.

Barreras negocia un ERTE

El movimiento se produce en plena crisis en el astillero vigués. Hace dos meses  anunció que había comenzado a saldar la deuda contraída por 58 millones de euros con entidades financieras (43 millones) y la industria auxiliar (15 millones) por la construcción del crucero Evrima, que en marzo fue trasladado a Santander para trabajos de pintura. Posteriormente, a finales del mes de junio, comunicó la contratación de los servicios de la firma de consultoría internacional Kroll para «apoyar y reforzar la estrategia de la compañía» de cara a detectar alternativas para «garantizar su estabilidad y viabilidad en un movimiento que fue censurado por los sindicatos.

Paralalelamente, la pasada semana, la empresa realizó una presentación a los sindicatos para una futura negociación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que se aplicaría a su plantilla. Así, este lunes se celebró un pleno del comité de empresa (conformado por UGT, con mayoría, CC OO y CIG) para designar la representación de los trabajadores en la comisión negociadora para el expediente, pero la reunión finalizó sin acuerdo.