Sandra Ortega se vuelca con su fundación en plena tormenta empresarial y duplica el patrimonio de Paideia

Dejando a un lado las aportaciones extraordinarias por la pandemia, a pesar de los quebraderos de cabeza generados por la inversión en Room Mate, las subvenciones de Rosp Corunna a la obra social se incrementaron más de un 60% en dos años

Sandra Ortega

Imagen de archivo de Sandra Ortega / EFE (Cabalar)

A nivel empresarial, Sandra Ortega no vive un momento apacible. El pasado 2021 logró enderezar la cuenta de resultados de su holding inversor, Rosp Corunna, que regresó a los beneficios por todo lo alto, con un resultado consolidado de 240 millones frente a las históricas pérdidas de 90 millones que se anotó el ejercicio de la pandemia. Sin embargo, su gran piedra en el zapato está en la fallida inversión en Room Mate y en la guerra que dirime en los juzgados con su exnúmero dos, José Leyte, y que tiene su epicentro precisamente en la hotelera. No obstante, a pesar de los quebraderos de cabeza, lo que parece invariable es la apuesta por la obra social que preside y que fundó Rosalía Mera, Paideia.

Así lo revelan las cuentas de la fundación sin ánimo de lucro con base de operaciones en A Coruña y que evidencian que la mujer más rica de España, poseedora de una participación de un 5% en Inditex, incrementó sus aportaciones ordinarias a Paideia durante todo el pasado año, ejercicio en el que, además, la entidad incrementó tanto su patrimonio como sus activos. Según se revela en la propia página web de la fundación, teniendo en cuenta el presupuesto del ejercicio 2021, la aportación ordinaria de Rosp Corunna a la entidad sin ánimo de lucro se incrementó de los 868.000 euros de 2020 al millón de euros, un 15% más. En 2019, antes de la pandemia, la aportación se quedó en 600.000 euros, por lo que en dos años, las subvenciones procedentes de su holding, que se nutre mayoritariamente de los jugosos dividendos que percibe por su participación en Inditex, se estiraron en más de un 66%.

La Xunta duplicó su aportación

El pasado ejercicio, los fondos procedentes de entidades públicas también crecieron notablemente gracias a la mayor aportación de la Xunta de Galicia. Con un estirón de más de un 80%, las subvenciones de administraciones públicas se incrementaron de poco más de 268.000 a 494.000 euros. La mayor parte de los mismos procede del Ejecutivo autonómico, que pasó de inyectar 152.776 euros en 2020 a 386.753 el año pasado.

No obstante, los ingresos de Paideia también proceden de la propia actividad mercantil que se desarrolla a través de la entidad. Entre otras iniciativas, la fundación gestiona negocios de economía social, como es el caso de Talleres Trébore, cuyo objeto es la capacitación profesional y el empleo de personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social. Con una plantilla que ronda los 70 empleados, desarrolla trabajos de diseño gráfico y regalos de empresa, mantenimiento de instalaciones y jardinería y viverismo.

En Paidea, el pasado año, los ingresos ordinarios procedentes de la actividades mercantiles de la entidad llegaron a los 734.000 euros, representando casi un tercio de la cifra total.

Más gastos tras el Covid

Con todo, Paidea explica que, en conjunto, la cifra total de ingresos del grupo se redujo debido a las aportaciones «de carácter extraordinario” de 600.000 euros que computó el año del estallido de la pandemia y que también habrían sido asumidas por Rosp Corunna.

En cuanto a los gastos en los que incurrió, el presupuesto de 2021 computaba unos 2,7 millones de euros, frente a los 2,1 del año anterior. Explican los administradores de la fundación que “la reanudación de la actividad tras la crisis sanitaria por el Covid-19 en 2020 ha supuesto un incremento de los gastos asociados a proyectos y de la financiación procedente de colaboraciones y subvenciones para sufragarlos”.

Más activos y más patrimonio

Con actividades basadas en cinco ejes de actuación: discapacidad y empleo, juventud y movilidad, emprendimiento, desarrollo territorial y formación y divulgación, la salud de la fundación parece asegurada. Según su cuenta de resultados, la misma finalizó el ejercicio con un resultado total, que aplica como variación del patrimonio neto en el ejercicio, de 2,1 millones de euros.

De hecho, los activos de la Fundación Paideia Galiza pasaron de 2,4 a 4,8 millones de euros, mientras que el patrimonio neto de la sociedad se duplicó de los 1,9 a los 4 millones de euros. La entidad explica que estas variaciones «reflejan el impacto derivado de la renovación de los inmuebles usufructuados de los que disfruta la entidad» que proceden del holding de la empresaria.

Fundación Amancio Ortega

Sandra Ortega se vuelca por tanto desde Rosp Corunna en una fundación, en todo caso, mucho más discreta en sus números que la de su padre, Amancio Ortega, centrada en los últimos tiempos de forma especial en las donaciones en el ámbito sanitario.

Por establecer una comparativa, el pasado ejercicio, la fundación del máximo accionista de Inditex contabilizó inversiones sociales por valor de por valor de 70,6 millones de euros, destinando 45 al área de salud. Para los próximos cinco años, prevé un gasto de 450 millones de euros. Siete de cada diez euros irán destinados a donaciones en el ámbito de la sanidad.