Sandra Ortega demanda a su ex número dos por cobrar comisiones y recibir ‘favores’ de Kike Sarasola

Tras el naufragio de la querella por administración desleal, la hija de Amancio Ortega presenta una nueva demanda contra José Leyte y su esposa en la que les acusa de tener una opción de compra sobre una filial de Room Mate

Sandra Ortega, Sarasola y José Leyte

Sandra Ortega, la mujer más rica de toda España, junto a Kike Sarasola, presidente de Room Mate, y José Leyte, su gestor en Rosp Corunna hasta finales de 2020

Sandra Ortega vuelve a la carga contra su ex número dos, José Leyte, la persona que gestionó las finanzas de la mujer más acaudalada de España hasta 2021 y, antes, de su madre, Rosalía Mera. El grupo de la hija de Amancio Ortega, Rosp Corunna, ha presentado una nueva demanda en la que acusa a Leyte y, como cooperadora necesaria, a su mujer, María Teresa Golpe, de administración desleal, apropiación indebida, falsedad en documento mercantil y un delito de daños informáticos. La nueva ofensiva de Sandra Ortega llega después del archivo de la querella por administración desleal en el Juzgado de Instrucción número 2 de A Coruña, que fue recurrida.

El relato de la demanda, que desveló elDiario.es, trata de sostener que Leyte urdió una operativa para enriquecerse a costa de Rosp Corunna y engordar las cuentas de la sociedad que comparte con su esposa, TG Interiors. La acusación asegura que cobró comisiones irregulares por la venta de un hotel, que contrató a su mujer como decoradora y que recibió un trato de favor de Kike Sarasola a cambio de mantener el apoyo financiero que le prestaba el grupo de Sandra Ortega, al que representaba en el consejo de administración de Room Mate.

Una opción de compra sobre Room Mate

El primer encontronazo judicial entre Ortega y Leyte, al margen del finiquito del exdirectivo, fue por las comfort letters con las que respaldó ante la banca a la hotelera, a pesar de los años encadenados de pérdidas y la situación de quiebra técnica que atravesaba hasta su caída en concurso de acreedores. Ahora, la accionista de Inditex dice que TG Interiors tenía una opción de compra sobre el 16% del capital de Be Mate, empresa participada por Room Mate y dedicada al alquiler de viviendas turísticas.

Esta opción de compra, según la demanda, se podía ejecutar hasta el 14 de octubre de 2018 por 45 euros. Sin embargo, la valoración de KPMG de esa opción de compra en el momento que fue concedida sería de 2,4 millones. «De acuerdo con la documentación localizada por los peritos, se ha descubierto que el matrimonio Leyte-Golpe tenía la expectativa de que dicha opción de compra se revalorizase hasta superar los 62,5 millones de euros en 2017”, dice la demanda que recoge elDiario.es.

Esta situación da pie a Sandra Ortega a concluir que Leyte tenía un interés personal, por entonces desconocido para su empleadora, en respaldar financieramente a Room Mate con el dinero de Rosp Corunna.

Comisiones, gastos personales y un ordenador borrado

La demanda también acusa a Leyte de cobrar una comisión «irregular» de 789.000 euros por la venta del hotel Bulgari de Londres, para lo que habría falsificado la firma de Sandra Ortega en dos órdenes de pago. Es la misma acusación de falsificación de su firma que planteó la acaudalada inversora respecto a las comfort letters de Room Mate.

Además, la hija de Amancio Ortega indica que Leyte contrató a su empresa, TG Interiors, a partir de 2017 para servicios de decoración en dos inmuebles de Estados Unidos. Lo hizo cuando María Teresa Golpe acababa de finalizar un curso formativo en materia de decoración y sin conocimiento de Sandra Ortega, según la demanda. También habría utilizado la tarjeta corporativa del grupo para gastos personales, principalmente billetes de avión y alojamientos en hoteles como el Ritz de París (1.500 euros) o el Ritz Four Seasons de Lisboa (1.890 euros).

Además, el informe de KPMG recoge que el disco duro del ordenador corporativo fue borrado «de forma intencionada» la noche anterior a que Leyte lo devolviera al grupo.