Talgo amarra un contrato millonario en Egipto en plena lucha en España con Renfe

La constructora es la adjudicataria de un contrato por un importe aproximado de 270 millones de euros para la fabricación y mantenimiento de siete trenes nocturnos

Talgo consigue un nuevo contrato en Egipto por 280 millones de euros

Talgo consigue un nuevo contrato en Egipto por 280 millones de euros. TALGO

En pleno conflicto con Renfe por el retraso en la entrega de los trenes de alta velocidad en Galicia, Talgo ha sido la adjudicataria de un contrato con la empresa estatal de ferrocarriles de Egipto ENE ( Egyptian National Railways) para la fabricación y mantenimiento de siete trenes nocturnos por un importe aproximado de 280 millones de euros.

Según ha informado la compañía española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el proyecto recoge la fabricación y el mantenimiento de los siete trenes durante un periodo de 15 años. Las entregas empezarán a partir de 2024.

El proyecto incluye la construcción de las unidades en las plantas de Rivabellosa (Álava) y Las Matas (Madrid), así como el mantenimiento en las instalaciones que Talgo tiene ya en Egipto.

Servicios de larga distancia

Los trenes, pertenecientes a la plataforma de coches Intercity con la que Talgo consiguió recientemente contratos en países como Alemania y Dinamarca, permitirán ofrecer servicios de larga distancia que contribuirán a reducir las emisiones de carbono en Egipto.

La entrada en vigor del contrato está sujeta a una condición relacionada con la financiación del proyecto, cuyo cumplimiento se espera para los próximos meses.

ENR ha adjudicado este contrato a Talgo coincidiendo con el fin de las primeras pruebas en vía de los seis trenes remolcados completos adquiridos mediante un contrato anterior, de abril de 2019.

Esos seis convoyes que ya se están entregando están compuestos por una locomotora y 15 coches de viajeros cada uno, y serán utilizados por ENR en la red troncal del país, prácticamente paralela al río Nilo, conectando el puerto mediterráneo de Alejandría con Asuán, la ciudad más meridional de Egipto.

Ese proyecto alcanzó un importe total de 158 millones de euros, que incluían el suministro de las unidades actualmente en proceso de fabricación y su mantenimiento integral durante 8 años