Talgo, atrapada entre el rechazo del Gobierno a la opa de Ganz-Mavag y el lío por el retraso de los trenes Avril

El ministro de Transporte, Óscar Puente, afirma que el Gobierno hará “todo lo posible” para evitar que el grupo húngaro presente la opa y evita comprometer nuevos plazos con respecto a la entrega de los trenes Avril

Tren Avril - Javier Vázquez

Tren Avril – Javier Vázquez – Europa Press – Archivo

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

El rechazo del Gobierno a la opa (oferta pública de adquisición) del grupo húngaro Ganz-Mavag sobre Talgo abre al fabricante español un nuevo frente, hasta ahora inmerso en la polémica por el retraso en la entrega de los trenes Avril. 

El ministro de Transportes, Óscar Puente, ha asegurado este miércoles que el Gobierno hará “todo lo  posible” para evitar que Ganz-Mavag  presente dicha opa. Así lo asegura El Periódico de España, que organizaba este miércoles un foro sobre movilidad en el que ha participado Puente, aunque la citada afirmación no la ha hecho en público, ni durante su intervención ni en las declaraciones que ha hecho a los medios de comunicación.

Según avanza EFE, fuentes del ministerio confirman que ha habido un pronunciamiento del exalcalde de Valladolid sobre los recelos que genera la operación, sin que Puente haya hecho declaraciones públicas al respecto. 

Ganz-Mavag, que está integrada al 55% por la compañía del inversor András Tombor Magyar Vagon y al 45% por el fondo estatal Corvinus, ultima la presentación de la opa sobre el fabricante de trenes a 5 euros por acción. 

En todo caso, la opa estaría supeditada a la postura que adopten al respecto los acreedores de Talgo, entre los que figuran Santander o BBVA, puesto que los cambios de control en una sociedad puede implicar, en algunos casos, la ejecución de los créditos suscritos. 

Según la comunicación que Ganz-MaVag remitió a principio de febrero a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el supervisor bursátil no le permitió condicionar la opa a la obtención del consentimiento de las entidades financiadoras por el cambio de control. 

Entrega de los trenes Avril

Entre tanto, la ‘bola de nieve’ por la entrega de los trenes Avril no hace más que crecer. El mismo Óscar Puente ha evitado comprometerse con nuevos plazos con respecto a la entrega de estos convoyes a la espera de que Talgo finalice las pruebas y los entregue de forma definitiva al Gobierno, tras un retraso de casi dos años. 

El ministro ha trasladado la esperanza del Ejecutivo de tener «pronto» noticias positivas de la compañía: «Ojalá el retraso sea lo más corto posible, nuestra prioridad ahora es que Talgo culmine las pruebas con éxito y podamos ponerlos en servicio».

Tanto Galicia como Asturias esperan con la llegada de estos trenes puesto que permitirán ir en AVE más allá de Ourense y de Pola de Lena, gracias a la posibilidad de los Avril de cambiar el ancho de vía y ajustarse a la red gallega y asturiana.

Compensaciones por los retrasos

Ambas comunidades ya están poniendo encima de la mesa la posibilidad de obtener compensaciones por parte del Estado, ya que la fecha inicial prevista era verano de 2022 y, recientemente, el ministro se comprometió a que estarían en servicio antes del 31 de marzo, una fecha ahora difícil de cumplir.

El ministro no descarta estas compensaciones y ha afirmado que cuando lleguen se hablará de qué medidas se pueden establecer, si bien ha recalcado que su prioridad es que Talgo responda a sus compromisos, que actualmente apuntan al primer cuatrimestre del año.

Por su parte, la indemnización solicitada por Renfe a Talgo asciende a 116 millones de euros por este retraso, aunque la empresa no cree que este pago se llegue a materializar, puesto que esa reclamación no se ha formalizado aún.

Comenta el artículo
Economía Digital Galicia

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp