Ertha: la empresa gallega que cogió la ola de las tablas de surf sostenibles

En Galicia en Primera Persona analizamos a Ertha Surfboards, una empresa con sede en Nigrán y que es una de las pocas del mundo que produce tablas sostenibles y ecológicas

Ettore Burdese, de Ertha Surfboards

Galicia en Primera Persona analiza la experencia de Ertha Surfboards, compañía gallega pionera en la apuesta por la producción de tablas ecológicas

La demanda de productos sostenibles crece y se convierte en una necesidad más que una opción para la mayoría de empresas, en todos los ámbitos. También en el deporte y también en una disciplina que, cada año, gana millones de adeptos en todo el mundo: el surf. Lo saben bien los socios de Ertha Surfboards, una compañía pionera a nivel mundial y con base de operaciones en Nigrán (Pontevedra) que apuesta por sacar al mercado tablas que son sostenibles y ecológicas.

Su CEO, el arquitecto y exsurfista profesional Ettore Burdese, confía en el recorrido que tiene por delante esta compañía, que buscar dar el salto e internacionalizarse. “Las personas que practican surf, por regla general, suelen estar más comprometidas con el medio ambiente y con su cuidado, precisamente porque están en la naturaleza y ven los residuos que se generan constantemente”, explica, en una entrevista para Galicia en Primera Persona. No obstante, al margen de las preferencias individuales, lo cierto es que en un mercado clave para el deporte, como Australia, en breve, las tablas de surf tendrán que ser como las que comercializa Ertha, sostenibles y reciclables. «Somos pioneros», explica. Y, s nivel empresarial, parece que hay muchas olas por surfear…

Burdese tiene claro que su compañía posee un nicho de mercado en expansión. Al contrario de lo que se pueda pensar, el surf actual es muy contaminante, ya que genera un nivel muy considerable de residuos, al estar fabricadas la mayoría de las tablas en plástico. Las cuentas que echan desde Ertha son claras y asustan. “En el mundo, cada año se generan unos 13 millones de tableros. Muchos de ellos terminan en el mar, siendo microplásticos. El residuo que generan podría llenar hasta 10 catedrales de Santiago juntas, así que no es pequeño”, apunta este emprendedor de origen italiano que se estableció en Galicia hace ahora unos 15 años y que, a lo largo de este tiempo, ha visto cómo la afición por el surf se disparaba en la comunidad en particular y en el mundo en general.

El potencial de futuro de la empresa ha llevado a la misma a buscar su internacinalización y, en concreto, el desembarco en Hawai, cuna y epicentro del deporte, también a nivel profesional. Para ello, Burdese y el equipo de Ertha (conformado por distintos profesionales del campo de la arquitectura, la carpintería, la fotografía o la administración) han puesto en marcha una ronda de financiación con la que buscan unos 200.000 euros para asentar su expansión.

Ertha Surf tiene en marcha una ronda de financiación de 200.000 euros para poder completar su próximo objetivo: la internacionalización

Galicia en Primera Persona se construye con entrevistas presenciales, grabadas en vídeo y difundidas en todos los canales de ED, a los emprendedores que abren camino con nuevos negocios, y plantean alternativas sólidas y viables que pueden ser una referencia para otros. ED Galicia se propone descubrir a aquellos que son capaces de emprender e innovar a la vez desde Galicia.

Del diseño industrial al surf

Burdese decidió aplicar sus conocimientos de diseño industrial a la creación de tablas. Unas tablas que no solo son sostenibles, de madera con resina flexible, sino que apuestan por la economía circular, de forma que todos sus materiales y excedentes se reutilizan. Además, y al margen del componente ecológico, dicen los expertos en la materia que son de una altísima calidad, usando para su fabricación una producción automatizada gracias a la uso de máquinas CNC.

En la actualidad, Ertha tiene cuatro modelos distintos de tablas en el mercado (y en su web, desde donde se pueden adquirir, además de en tiendas físicas e ecommerces especializados) adaptados a las necesidades de cada cliente y que alcanzan distintos grados de sostenibilidad.

Ertha: la empresa gallega que cogió la ola de las tablas de surf sostenibles

Las tablas de Ertha se diseñan en 3D y luego se reproducen con sus robots, que trabajan con un algoritmo de diseño industrial. La producción se automatiza pero, además, cuenta con un succionador de residuos, de forma que todos estos se recogen y se devuelven a los proveedores para volver a ser usados. “Es todo economía circular”, insiste Burdese, que explica que con elementos sobrantes del proceso de producción se llevan a cabo desde llaveros, hasta rellenos de pufs o tablas de patinete.

Con una producción 100% gallega, la mayoría de los proveedores y de los productos usados para la fabricación de las tablas de Ertha proceden de la comunidad, si bien hay algunos elementos que se tienen que importar, buscando por ello el menor impacto en huella de carbono. “Pasa por ejemplo con la Paulownia tomentosa, un árbol de origen chino con el que hacemos nuestra tabla de madera, y que es una de las más ligeras y resistentes al agua”, explica el surfista.