Así es la candidatura gallega para los fondos europeos

Energía verde y digitalización, protagonistas en los primeros 108 proyectos presentados por la Xunta para optar a los fondos de reactivación Next Generation

Así es la candidatura gallega para los fondos europeos

La Xunta de Galicia busca aprovechar el estímulo de los fondos de recuperación europeos para reactivar la economía tras el golpe del Covid-19, pero también para canalizar una transformación del tejido productivo. El objetivo del Gobierno gallego es anticiparse y reforzar las bases de la economía gallega de cara al futuro con un total de 108 proyectos -incluidos en la primera lista remitida por Galicia al Gobierno español- con los que se estima que se movilizará una inversión público-privada de 9.400 millones de euros.

El Ejecutivo autonómico ha identificado inicialmente este número de proyectos para la candidatura que prepara ante la Unión Europea y que gira en torno a varios ejes. Por un lado, el listado agrupa un total de 32 propuestas destinadas a impulsar la transición digital de las empresas con el objetivo de lograr una modernización del tejido productivo. A esta línea de trabajo se suman otros 33 proyectos que apuestan por la transición ecológica a través de la movilidad sostenible, así como de iniciativas enmarcadas en la economía circular, la economía azul o la bioeconomía.

A su vez, otros 27 proyectos con los que se movilizarán más de 1.000 millones de euros girarán en torno a la cohesión social y territorial y tendrán el foco puesto en la modernización del sistema sanitario gallego, mientras que las 16 iniciativas restantes buscan implantar una administración más dinámica y más digital que permita mejorar la atención al ciudadano y reducir los tiempos de espera.

Colaboración público-privada

Estas iniciativas identificadas por la Xunta para estimular un crecimiento “verde, digital, inclusivo y social” surgen fruto de la colaboración público-privada con empresas y centros de conocimiento. En esta línea se enmarcan el proyecto del Grupo Zendal para consolidarse como un centro estratégico para la producción de vacunas, la colaboración con el Clúster TIC y la Universidade da Coruña para impulsar la Ciudad de las TIC, los proyectos en materia de innovación y movilidad eficiente con el sector de la automoción o las iniciativas con la industria forestal para impulsar la construcción en madera.

La Xunta busca generar un Polo para la transformación de Galicia, en el que además destacan una serie de proyectos tractores. Uno de ellos es una planta para la producción de hidrógeno verde que posteriormente pueda ser usado en la industria o en el transporte como combustible ecológico. Otro proyecto es la creación de un centro para el impulso de la economía circular a través de una instalación de biogás y una planta de fertilizantes para mejorar el tratamiento de residuos. A ellos se suma el centro de fabricación de fibras textiles sostenibles a partir de la viscosa.

Proyectos con un foco digital y verde

Estas medidas irán acompañadas de la puesta en marcha de 1.000 megavatios de potencia en energías renovables para que el resto de iniciativas de este Polo para la transformación puedan autoabastecerse.

En paralelo, existen una serie de iniciativas de carácter transversal que acompañan a estos proyectos tractores. Destacan la creación de cadenas logísticas para el transporte con una flota verde de alrededor de 200 camiones, un laboratorio digital para profundizar en sistemas 4.0, así como la creación de un centro de innovación en tecnologías de renovables e hidrógeno para desarrollar propuestas susceptibles de ser aceleradas.

La coordinación de los proyectos

Tras detectar estas 108 iniciativas, el objetivo de la Xunta es identificar nuevas propuestas para acceder a fondos europeos. Es por ello que el gobierno encabezado por Alberto Núñez Feijóo ha creado una comisión interdepartamental compuesta por representantes de todas las consellerías, que se suma al Comité de expertos económicos que asesora a la Xunta en la parcela económica desde el inicio de la pandemia.

El objetivo de la comisión es coordinar y supervisar las iniciativas que opten a fondos comunitarios en una labor que se desarrollará en paralelo a la Comisión de reactivación abierta en el Parlamento de Galicia, de la que saldrán conclusiones con las que se pueda enriquecer tanto la candidatura gallega como las medidas que se están adoptando desde la Xunta.

A estas iniciativas se añaden los foros con empresas de referencia, entidades financieras y profesionales para profundizar en nuevas propuestas que sean susceptibles de optar a fondos europeos y la Mesa del Diálogo Social, lo que permitirá contar con la experiencia y aportaciones de los agentes sociales y económicos.

Una ley para eliminar burocracia

De cara a impulsar estos proyectos con éxito, la Xunta ha ofrecido una oficina específica en la que se les dará la cobertura técnica y administrativa que necesiten y se encuentra preparando una nueva normativa que tiene como objetivo lograr una agilización administrativa, que elimine burocracia y barreras a la iniciativa empresarial.

Se trata de la futura Ley de reactivación económica, que se espera que entre en vigor en 2021 y que tendrá las siguientes novedades: una ventanilla única de atención al inversor; el impulso de los proyectos estratégicos y las iniciativas empresariales prioritarias; o el otorgamiento de beneficios fiscales y otros apoyos para favorecer la reactivación económica y social